PUBLICIDAD

Estado

Engaña grupo provida a mujeres con ‘suspensión legal’ de embarazo

Promocionan en redes sociales falsa clínica de aborto

Alejandra Sánchez
El Diario de Chihuahua

domingo, 24 abril 2022 | 07:12

PUBLICIDAD

Chihuahua.— Una pseudoclínica se ha dedicado a promocionar a través de Facebook la “suspensión legal del embarazo”; sin embargo, se trata de un grupo provida que presiona a las mujeres para convencerlas de no llevar a cabo el procedimiento, ya que les dice que “se van a morir”. 

En la red social circulan libremente los anuncios “Suspension LEGAL DEL Embarazo” (sic), que tienen diversas imágenes enfocadas a mujeres embarazadas y en las que se muestran frases como: “No era lo qué esperabas?” (sic), “¿Embarazo no deseado?”, “¿Estás angustiada?”, seguidas del número (614) 251-9570 y del mensaje “absoluta discreción”. 

PUBLICIDAD

Al llamar para solicitar información, contesta una mujer que pregunta si estás embarazada y que si ya se tiene la prueba, debido a que es necesario llevarla a la clínica; al decirle que sí, la supuesta recepcionista procede a agendar la cita.

Para ello solicitan algunos datos personales: nombre, edad, ocupación y dirección. Al cuestionarle cuál es el procedimiento que practican, ella dice que hay que acudir primero y que ahí es donde “enseñan el procedimiento, ya que por teléfono es muy difícil decir cómo es, y los riesgos que se pueden presentar”.

Lo que sí mencionan es que no es a través de una cirugía, ya que “las cirugías son muy complicadas” y que, por eso, “es necesario primero conocer el método”.

Luego de esto, la mujer informa que la embarazada puede acudir sola o acompañada para mayor seguridad. 

En relación con los costos, ofrecen una promoción para estudiantes y madres solteras en la que la primera cita es gratuita y aseguran que la interrupción “no es muy costosa”.

La ubicación la mandan vía WhatsApp; este lugar se encuentra en la avenida Antonio de Deza y Ulloa, número 900, y comentan que hay que preguntar por “Rosa Isela”.

Al llegar hasta este punto, las mujeres que hablan están en la idea de que es una clínica para “abortar legalmente”.

¿Qué pasa al acudir a la cita? 

El sitio está en la esquina, es un edificio grande con una fachada de en colores rojo y blanco. 

Al llegar a la puerta hay que tocar el timbre, luego, una señora de estatura baja, tez blanca, cabello rubio y con una bata atiende al llamado e invita a entrar. 

Las paredes son blancas con muros de madera, parecen ser oficinas; en la recepción hay plantas y unos cuadros. 

Todo este proceso está acompañado de la presunta doctora, quien toma la temperatura, aplica el gel antibacterial y pide tomar asiento y esperar a sanitizar el consultorio. 

Después da la señal de acceso; el sitio está conformado por aproximadamente seis cuartos, pero el lugar donde atienden está a la derecha. 

Todo parece indicar que es un consultorio armado, hay una báscula de peso, un estante con algunos medicamentos, un escritorio y una camilla.

La “médica” comienza a llenar un formulario con nombre, edad, ocupación y, al mismo tiempo, empieza a hacer preguntas sobre la vida personal. 

Luego indaga acerca del último período de menstruación: fecha, color, olor y lo “analiza” con un calendario. Posteriormente pide la prueba de embarazo. 

Después, solicita a la paciente ponerse de pie para realizarle un chequeo, levanta la blusa, toca una parte del vientre y cuestiona si se han sentido cólicos.

“Sí, aquí se siente; este embarazo viene desde febrero”, dice.

‘No matarás’

Cuando hace esa afirmación decide sentarse a un costado de la paciente, con la finalidad de “generar más confianza”. 

La forma en la que intentan persuadir es diciendo: “estás muy bonita, de hecho, te pareces a mi sobrina”, “se ve que eres una niña bien, bonita, de casa”, “las mujeres somos más románticas, sentimos mucho más que los hombres, a veces ellos nos orillan a tener relaciones”, “yo soy mujer, te entiendo”, entre otras frases. 

Conforme va pasando el tiempo, tratan de concretar otra cita: “podemos hacer que venga tu novio”, “si no sabes cómo decirle a tu mamá, yo puedo hablar con ella”. 

En lo que respecta a los gastos médicos, señala que no es necesario preocuparse, ya que su “clínica”, que refirió que pertenece al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), puede hacerse cargo de los gastos. 

Contrario a los anuncios que ponen en Facebook, persuaden a las jóvenes para que lleguen al parto. “Si no tienes para los pañales yo te los compro”, “yo te pago el parto”, “aquí puedes venir a revisarte”, eso les dicen a las mujeres que van.

Las personas que acuden, evidentemente, ya saben que no están en una clínica real de aborto; sin embargo, lo más complicado se vuelve cuando se difiere con la supuesta doctora, pues si eso ocurre, ella empieza a levantar la voz y a decir: “si lo haces te vas a morir”, “¿te quieres morir?”, “¿quieres vivir siempre con la culpa?”. 

Hacen presión psicológica, meten miedo expresando que el 99.9 por ciento de las mujeres que se han practicado un aborto han muerto y que pueden quedar infértiles. 

Además, señalan que el bebé ya está bien formado (sacan una figura en forma de bebé que cabe en una mano) y afirman que si se hace, eso será un homicidio. “¿Serías capaz de matar a alguien?”, “¿tú saldrías ahorita de aquí y asesinarías a una persona?”, señala. 

Aparte de la presión psicológica, toman como fuente a la religión al externar que el aborto es matar a tu hijo, que el quinto mandamiento señala “no matarás”. 

“Ahorita tu bebé te ama, o sea, ¿te quieres morir?”, “jamás habrá un lugar seguro y te digo que gracias a esta información de aquí depende tu vida”, “además te puede dar cáncer de mama”. 

Toda la sesión es pura labor de convencimiento y tratan de llegar por todos lados, “¿quieres llenarte las manos de sangre? Luego las mujeres se quieren suicidar por que ven moverse a su bebé”.

Al preguntarle por qué se anuncian como una clínica de “aborto legal seguro”, refiere que fue un error de quien subió la publicidad a la página, pero que gracias a eso están salvando la vida de miles de mujeres. 

“Si esa información no estuviera así, ya muchas jóvenes estuvieran muertas”. 

Al decirle que lo vas a pensar, hace una fuerte amenaza, una vez más diciendo que “está bien, que se haga si lo que quieren es morirse”. 

Sólo en 4 estados es legal

La interrupción voluntaria del embarazo (IVE) es una práctica que, al día de hoy, sigue sin ser legal en muchos lugares del mundo. 

En México, el aborto es legal sólo en cuatro estados de la República, Ciudad de México (2007), Oaxaca (2019), Hidalgo (2021) y Veracruz (2021).

En el estado, muchas colectivas feministas han abogado y marchado a favor de que el aborto sea legal, sin embargo, pese a que la diputada de Morena Leticia Ortega Aragón presentó una iniciativa en el congreso, está no fue bien recibida por las y los legisladores. 

Otras mujeres que también acudieron fueron entrevistadas a través de las redes sociales y señalaron que al acudir a este lugar las trataron mal y no las dejaban irse. Por seguridad, prefirieron no dar sus nombres. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search