Estado

Desaparece el narco a polleros, dice fiscal

Organización criminal busca controlar cruce de migrantes en Ojinaga

Miguel Silva
El Diario

viernes, 04 junio 2021 | 06:00

Chihuahua– Integrantes de la organización delictiva “La Línea”, que opera en la región de Ojinaga, han llevado a cabo la desaparición de “polleros” con el afán de controlar el cruce de migrantes hacia Estados Unidos y sacar un beneficio económico, aprovechándose de la situación de vulnerabilidad a la que están expuestas estas personas. 

El fiscal César Augusto Peniche Espejel informó que esta es una de las nuevas modalidades a las que ha migrado el crimen organizado, pues ya no es sólo el trasiego de la droga y el control del narcomenudeo, sino el cruce ilegal de personas hacia el vecino país del norte.

La región noreste del estado, en la que se encuentran los municipios de Ojinaga y Manuel Benavides, se ha convertido en uno de los principales cruces ilegales de migrantes que buscan el llamado “sueño americano”, pues los polleros aprovechan lo desolado de la zona y la falta de agentes migratorios, lo que la convierte en un punto de cruce.

Esto ha sido identificado por organizaciones criminales cuya actividad principal es el narcotráfico y han optado por controlar el cruce de migrantes, lo que los ha llevado a “levantar” y desaparecer a los “polleros”.

La organización aprovecha para privarlos de su libertad y pedir rescate a sus familiares en sus lugares de origen, o bien, piden fuertes cantidades de dinero para ayudarlos a cruzar la frontera.

“Hay que recordar que en esta zona de Aldama y Ojinaga se han dado desapariciones y están vinculadas con el tráfico de personas”, expresó el fiscal Peniche, quien manifestó que muchas de las personas que han sido levantadas en esa zona se dedicaban al cruce ilegal de personas hacia Estados Unidos. 

Casos recientes

En los últimos años se ha dado el rescate de migrantes en al menos dos ocasiones en el municipio de Aldama; el primer hecho ocurrió en abril de 2018, cuando 13 inmigrantes, 11 hombres y dos mujeres fueron encontrados al interior de una papelería privadas de su libertad.

El segundo caso se registró en septiembre de 2019, cuando un grupo de 17 migrantes, formado por salvadoreños y hondureños, fue rescatado por personal del Grupo de Coordinación Chihuahua en la carretera de Aldama a Ojinaga, a la altura del ejido Valverde, en el municipio de Ojinaga.

De acuerdo con el informe de esa fecha del Grupo de Coordinación Chihuahua, en el operativo conjunto rescataron a 15 personas originarias de El Salvador, de los cuales ocho son menores de edad, así como a dos de Honduras, uno de ellos menor.

En esa ocasión también se aseguró un automóvil sedán, Chevrolet, modelo 2018 con placas de circulación ENM6322 del estado de Chihuahua, mismo que era conducido por Jesús “N”, mexicano de 24 años.

También detuvieron a Martha “N”, mexicana, de 32 años de edad, quien conducía un auto Chevrolet Aveo, modelo 2019, con placas de circulación ENJ7994 de Chihuahua.