Estado

Confundió Corral con ‘mostaza’ y amarillo ‘seguro’

Prefieren algunos propietarios de locales e iglesias seguir con las puertas cerradas para evitar sanciones

Francisco López/El Diario

Juan Carlos Núñez
El Diario de Chihuahua

martes, 19 enero 2021 | 12:05

Algunos establecimientos en la ciudad de Chihuahua que podrían abrir sus puertas con medidas sanitarias y poco aforo como iglesias, gimnasios y centros deportivos, no lo hicieron ayer debido a la confusión que ha creado el cambio de semáforo epidemiológico de color naranja al llamado “amarillo mostaza” por parte del Gobierno del Estado, mientras otros sí recibieron a la gente.

A pesar de que se publicó en el Periódico Oficial Estatal el cambio en el semáforo y los lineamientos que deberán seguir los espacios deportivos, todavía había mucha desinformación por parte de la autoridad estatal respecto a cómo operarían.

Es por ello que algunos gimnasios de pesas y crossfit no abrieron sus puertas, mientras otros sí lo consideraron apropiado.

Algunos responsables de estos centros deportivos comentaron que no abrirán hasta estar seguros de los lineamientos para evitar algún tipo de sanción, ya que hay medidas como no permitir la entrada a menores de 12 años, respetar un aforo del 30 o 50 por ciento según el tamaño y el tiempo de duración de cada persona, por las que deberán hacer un plan para los usuarios.

En el caso de los templos pertenecientes a la Diócesis de Chihuahua, se había anunciado que podrían celebrar misas o algún acto con sana distancia, uso de gel antibacterial, cubrebocas y aforo del 30 por ciento; no obstante, algunas iglesias no abrieron sus puertas, aunque colocaron letreros en los que aseguran que anunciarán esta semana cuándo reanudarían las misas.

Otros templos, como la Catedral, se mantuvieron abiertos únicamente para la oración personal, más no para celebración de la eucaristía u otro rito religioso católico.

De acuerdo al Consejo Estatal de Salud la apertura de estos espacios sería con el semáforo amarillo, pero al confundirlo con el llamado ‘mostaza’, no se especificaron las medidas correctamente a la mayoría de la población.