Estado

Baja calificación crediticia elevará comisiones e intereses

Colunga detalló que más del 75 por ciento de los ingresos de Gobierno se utilizan para su operación ordinaria

Javier Olmos
El Diario de Juárez

martes, 12 enero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— La baja calificación crediticia que obtuvo Chihuahua a finales de diciembre implicará que al contratar un nuevo crédito de largo plazo, como lo está gestionando ante el Congreso el Gobierno del Estado, los bancos encarecerán sus tasas de interés y comisiones, advirtieron especialistas.

“En caso de querer nuevos créditos o refinanciarlos, serían a una tasa mayor, porque los bancos cobran por ese riesgo”, señaló Kristóbal Meléndez, analista del centro de investigación Mejoramiento de la Calidad Democrática Internacional (Mecademi).

A su vez, el diputado coordinador de la bancada de Morena, Miguel Ángel Colunga, quien a la par es presidente de la Comisión de Fiscalización e integrante de la Comisión de Presupuesto y Hacienda Pública, coincidió en que de pasar positiva la solicitud del gobernador Javier Corral de un nuevo crédito de mil 633 millones de pesos, las fuentes de financiamiento serán pocas pero caras.

“El Estado de Chihuahua es un cliente riesgoso, lo que quiere decir que no cualquier banco va prestarle, y aquellos bancos que lo hagan se van a proteger cubriendo el riesgo, imponiendo los costos financieros con una tasa alta y a su vez con comisiones”, aseveró.

La entidad había logrado en 2016 la calificación más favorable de su situación crediticia, pero en 2017 se ajustó por primera vez a la baja una posición, la cual se mantuvo durante 2018 y 2019.

A finales del año pasado fue degradada a BBB con perspectiva estable, de acuerdo con el reporte de la agencia fechado el 10 de diciembre de 2020 que hizo público en su listado de calificaciones sobre entidades públicas subnacionales.

La causa de la baja en la calificación –asienta el reporte– fue el incremento en el uso de créditos de corto plazo solicitados por la administración de Javier Corral. Estos créditos fueron 14 durante el año 2020 por un monto de 4 mil 150 millones de pesos, 12 durante 2019, ocho en 2018 y otros tres los años previos.

“La revisión a la baja obedece al incremento en el uso de deuda a corto plazo por parte del Estado (...) incrementó a 10.4 por ciento nivel superior al estimado de 7.5 por ciento”, establece HR Ratings; es decir que ahora la deuda quirografaria representa poco más de un 10 por ciento de la deuda total de la entidad, cuando se había proyectado que no rebasara el 7.5 por ciento.

Meléndez opinó que la caída de nota era de esperarse, no sólo para Chihuahua sino para varios estados más.

“La pandemia provoca menos transferencias que recibirán de la Federación, que ciudadanos tengan menos recursos para pago de impuestos, que se requiera destinar más dinero en programas sociales. Entonces la liquidez empieza a fallar y se contrata deuda a corto plazo”, dijo

“Tienen menos ingresos propios porque la gente deja de pagar algunos impuestos, porque hay menos transferencias de participaciones. Entonces, la nota se basa principalmente en la capacidad de pago. Con menos ingresos es más complicado y riesgoso para los bancos que se pague más deuda”, explicó.

Por su parte, el diputado Colunga afirmó que la entidad, con la segunda deuda más grande del país, enfrenta una situación crítica en cuestión de los créditos, “ya hay desconfianza porque ya en una situación de no poder pagar más deuda”.

Colunga detalló que más del 75 por ciento de los ingresos de Gobierno se utilizan para su operación ordinaria y consideró que se trata de una deuda para el servicio y la comodidad de la burocracia. 

“A medida que cambiamos al semáforo amarillo nos va a costar mucho más. A pesar de que Corral se comprometió a sanear las finanzas al principio de la administración, la deuda no disminuyó, el gasto administrativo y operativo creció, más del 75 por ciento del Presupuesto de Egresos es gasto operativo; no se disminuyeron los costos de operación del Gobierno, no se disminuyeron los sueldos, no se disminuyeron los viáticos y en cambio la deuda creció”, criticó Colunga. 

Resaltó también que durante todo el gobierno actual no se hizo obra pública y que todo indica que a pesar de que el nuevo crédito que solicita el Estado sería para obras, se redirigiría al final y se aplicaría para pendientes de aguinaldos y sueldos, comprometiendo también participaciones federales. 

Guarda Gobierno silencio 

Luego de que la mexicana HR Ratings bajara la calificación crediticia del Gobierno de Chihuahua, la administración estatal y la Secretaría de Hacienda guardaron silencio. 

Se solicitó de manera formal una postura oficial al enlace de comunicación social de la secretaría, pero no hubo una respuesta, a pesar de que se trata de un tema de alto interés público. 

Tampoco el departamento de comunicación social de Gobierno emitió algún posicionamiento oficial al respecto, a pesar de la solicitud formal por parte de este medio. 

El domingo se informó que la agencia HR Ratings rebajó la calificación crediticia del Gobierno del Estado de A con perspectiva negativa, en la que se había mantenido durante tres años previos, a BBB con perspectiva estable, con la que Chihuahua cerró el 2020.

(Con información de César Lozano / El Diario de Chihuahua)

jolmos@redaccion.diario.com.mx