PUBLICIDAD

Espectáculos

Exhibe Rihanna su embarazo y reinventa la moda de maternidad

La cantante ha mostrado en su vestimenta un estilo novedoso, mostrando más que ocultando

The New York Times

martes, 19 abril 2022 | 07:54

Agencia Reforma

PUBLICIDAD

Nueva York.- Desde que Rihanna anunció su embarazo a finales de enero a través de Instagram y de una foto de paparazzi ingeniosamente escenificada de ella y su pareja, ASAP Rocky, mientras paseaban bajo el viaducto de Riverside Drive, su estilo de maternidad ha estado caracterizado más por la ropa que no se ha puesto que por la que sí.

No se ha puesto vestidos holgados. No se ha puesto pantalones de mezclilla para embarazadas. De hecho, casi no se ha puesto ropa.

PUBLICIDAD

En cambio, ha mostrado su vientre desnudo en todo momento: con flecos verdes drapeados y pantalones con degradado durante un evento de belleza de Fenty; con un sujetador, una blusa azul transparente desabrochada sobre su barriga y unos pantalones de mezclilla grises de talle bajo en el Súper Tazón.

Con pantalones negros adornados con dragones, un top de vinilo y un tocado de cristal en un desfile de Gucci; con un vestido tipo baby-doll transparente sobre un sujetador de encaje y pantaletas de Dior; y, más recientemente, con un cuello alto de organza de Valentino sobre una falda de lentejuelas y un top en la fiesta que organizó Jay-Z después de los premios Óscar.

En la historia de los embarazos de personalidades famosas, nunca ha habido una exhibición como esta.

No es de extrañar que la reacción general entre los sitios que se dedican a cubrir a las celebridades haya sido de éxtasis intenso. "Rihanna sigue poniéndose los atuendos de maternidad más atractivos de todos los tiempos", cacareaba HighSnobiety. "Rihanna está reinventando por sí sola el 'estilo de maternidad'", rezaba Glamour U.K.

Tienen razón, por supuesto. Sin embargo, en realidad, sus elecciones de estilo son sólo el principio. Al vestirse para enfrentar al mundo con la realidad física de su embarazo de forma tan consistente, Rihanna ha ido más allá de hacer una simple declaración de moda.

Está haciendo una "declaración totalmente transgresora y muy política", dijo Liza Tsaliki, profesora de estudios de medios de comunicación y cultura popular en la Universidad Nacional y Kapodistríaca de Atenas, Grecia.

Solo que todo se enmarca en el conocido tema recurrente de "la panza de la celebridad embarazada". Es algo astuto, ¿no?

El resultado es un vertiginoso remolino de fenómenos contemporáneos, entre los que se encuentran: (1) la cultura de las celebridades, de la que cada vez tomamos más ejemplos de los famosos para informar nuestro consumo y comportamiento; (2) lo que Tsaliki llama "la estetización del cuerpo y la vigilancia de la cintura de las mujeres"; y (3) la política moderna.

Todo eso hace que esta historia de la ropa de embarazada vaya mucho más allá de un mero modelo a seguir para "vestirse igual".

Al fin y al cabo, dice Renée Ann Cramer, vicerrectora de la Universidad de Drake y autora del libro sobre los embarazos de las celebridades "Pregnant With the Stars: Watching and Wanting the Celebrity Baby Bump", se trata de una época en la que "muchas personas de la extrema derecha e incluso de la derecha convencional promueven políticas que ponen en tela de juicio la autonomía permanente que tienen las personas con identidad femenina sobre sus cuerpos, sus vidas y su capacidad de decisión".

Al vestirse para mostrar su barriga de embarazada, y de una forma que no tiene nada que ver con la ropa de maternidad tradicional, Rihanna está modelando una realidad totalmente opuesta. "Está diciendo: 'Sigo siendo una persona, y soy mi propia persona'", explicó Cramer. Rihanna puede ser "autónoma, poderosa y ella misma, incluso al gestar una vida", añadió. Está relacionando el derecho a vestirse como uno quiera con todo tipo de derechos más constitucionales.

Es una jugada bastante radical. Al fin y al cabo, el cuerpo embarazado ha sido celebrado, vigilado, ocultado y considerado problemático durante siglos.

Aunque es posible que se trate de una elección completamente inconsciente -tal vez tiene la piel tan sensible que le molesta traer cualquier cosa sobre el vientre- Rihanna misma tiene antecedentes de usar intencionalmente su propio físico y perfil para obligar a que se reconsideren los viejos prejuicios y las convenciones sociales sobre la agencia y la belleza femenina. El ejemplo más obvio es su línea de lencería Savage X Fenty, valorizada por estos días en unos 3 mil millones de dólares.

En efecto, su enfoque actual podría haber sido presagiado por su decisión de que Slick Woods, en aquel entonces con nueve meses de embarazo, modelara en el primer desfile de Savage X Fenty en 2018 ataviada solo con adhesivos en los pezones y ropa interior de encaje. Como todos saben, Woods empezó la labor de parto en la pasarela y después publicó: "Vine aquí a decir que puedo hacer lo que me da la gana y cuando me dé la gana, y tú también".

Sólo hay que cambiar la fecha y esas frases podrían fácilmente ser el lema de la ropa de maternidad de Rihanna. De hecho describió su propio estilo de embarazo como "rebelde".

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search