El Paso

Protestan en contra de abusos de la Patrulla Fronteriza

Quieren llamar la atención sobre un patrón de excesos que siguen los agentes contra familias migrantes

Cortesía

Roberto Carrillo
El Diario de El Paso

martes, 30 marzo 2021 | 06:23

Una larga caravana vehicular, formada por residentes de la zona de Sunland Park, Nuevo México, realizó una protesta en contra de supuestas acciones de abuso por parte de elementos de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos.

El evento, coordinado por la Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR), fue efectuado el pasado sábado “para llamar la atención sobre un patrón de abuso e infracciones llevado a cabo por agentes de la Patrulla Fronteriza contra miembros de la comunidad de Sunland Park y familias de migrantes y refugiados, y pedir la rendición de cuentas y la desmilitarización de la frontera”, destacó BNHR en el evento donde acudieron cientos de residentes fronterizos.

El punto de encuentro de la caravana fue el Elena Memorial Park, en Sunland Park, Nuevo México, donde los residentes de la zona encabezaron una caravana para exigir una investigación sobre los abusos cometidos por los agentes federales, y a la vez pidieron “responsabilidad y reformas inmediatas”. 

“La fuerte militarización de nuestra frontera y la cultura de abuso dentro de la Patrulla Fronteriza y otras agencias de aplicación de la ley en la región, deberían ser motivo de gran preocupación para todos los estadounidenses, no sólo para las comunidades fronterizas”, dijo Fernando García, director ejecutivo de BNHR. 

“Los agentes de la Patrulla Fronteriza que están ingresando por la fuerza a las casas de las personas, interrogando a los niños en la calle y utilizando otras estrategias poco éticas e invasivas en Sunland Park, son los mismos agentes que están recibiendo a los menores no acompañados que dominan la cobertura de noticias, que están ingresando a nuestro país en busca de refugio seguro y una vida mejor”, agregó García, sobre las quejas y alegaciones de algunos residentes de la zona.

 “No podemos permitir que nuestros representantes en el Gobierno se sigan haciendo de la vista gorda mientras continúan estos abusos”, afirmó García.

La petición de BNHR se centró en “pedir una vez más la supervisión independiente y la responsabilidad de la Patrulla Fronteriza, no sólo en Sunland Park, sino en toda la región”. 

“Continuaremos manteniendo abiertos canales de comunicación (con la Patrulla Fronteriza) para garantizar la rendición de cuentas, la transparencia y la justicia para nuestras comunidades en la región fronteriza”, dijo BNHR en un comunicado.

De acuerdo a BNHR “con el aumento de la militarización de la frontera Sur bajo las políticas de la era de la administración Trump, Sunland Park, que es una pequeña ciudad de Nuevo México en las afueras de El Paso, se ha convertido en un campo de pruebas para la vigilancia intensa y las estrategias de aplicación invasivas de la Patrulla Fronteriza”. 

BNHR sostuvo que miembros de la comunidad han informado de numerosos casos de allanamiento de morada, interrogatorios y detenciones sin fundamento legal, (incluidos niños), daños a la propiedad y ruidos causados por helicópteros militares que vuelan a baja altura, discriminación racial y más, creando una situación insostenible para muchos residentes, situación que los llevó a realizar esta protesta pacífica, en medio de las medidas de seguridad que cunden por la pandemia.