El Paso

Pasa de Border Patrol a defender migrantes

Jenn Budd cuestiona la ‘crueldad’ prevaleciente en la agencia

Roberto Carrillo
El Diario de El Paso

jueves, 08 julio 2021 | 10:26

El Diario de El Paso

Tras renunciar como agente senior de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos, Jenn Budd se ha convertido en una férrea activista en pro de la comunidad migrante, además de ser una de las voces más críticas respecto a las políticas empleadas por la agencia federal en su actividad diaria.

Budd ofreció la tarde del miércoles su relato de primera mano sobre lo que ella llama “cultura cruel y degradante de la Patrulla Fronteriza”, haciendo énfasis en lo que se debe hacer para revolucionar la forma en que se recibe a los inmigrantes y solicitantes de asilo en el país.

“Como otros agentes, usé términos racistas para los migrantes, hice cumplir nuestras políticas injustas y crueles y violé los derechos de las personas a diario”, dijo Budd, quien desde que presentó su renuncia en el año 2015 ha tratado de resarcir el daño causado. 

La ex funcionaria contó su experiencia dentro de la Patrulla Fronteriza el miércoles en el Café Mayapán.

El evento fue coordinado por el Centro de Defensa de Inmigrantes de Las Américas, y fue transmitido por la plataforma Zoom.

Además de contar el oscuro pasado que sufrió al ser violentada sexualmente por un compañero de la academia de la Patrulla Fronteriza, Budd sostuvo que hay situaciones que persisten más allá de cuestiones raciales, incluso de corrupción y tráfico de sustancias.

“Cuando renuncié en protesta porque me ordenaron no denunciar a mi jefe de tráfico de drogas, me alejé de inmigración y de mi vida anterior porque podía, porque las leyes de inmigración no me afectaban como mujer blanca”. Sostuvo que estudió leyes en la Universidad de Auburn antes de graduarse en 1995 como agente de la Patrulla Fronteriza.

“Tenía la intención de ir a la Facultad de Derecho y convertirme en abogada de derechos civiles, algo con lo que siempre había soñado”, dijo Budd, quien tuvo un giro radical en su vida al conocer la convocatoria para ser agente federal.

“Cuando un amigo de la familia mencionó que la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos estaba contratando y se ofrecieron a enviarme a California, aproveché la oportunidad de convertirme en agente federal. Pensé que sería una aventura. Lo fue, pero no de la manera que había anticipado”, sostuvo.

Tras 6 años de servir como agente de la unidad de inteligencia de la Patrulla Fronteriza, Budd decidió dejar de lado los abusos sistemáticos que conoció contra la comunidad migrante.

“En la academia de la Patrulla Fronteriza conocí la cultura brutal que ha existido en la agencia desde sus inicios en 1924”, afirmó Budd, al recordar la agresión de la que fue objeto por un compañero de generación. 

“Un agente masculino me agredió sexualmente y me ordenaron no presentar cargos. Me gradué de la academia al igual que mi violador, y ahí estamos para siempre congelados en el tiempo en nuestra foto de clase, un depredador y su víctima en uniforme”, recordó la ahora activista. 

“No entendí que esta era la cultura de la violación de la Patrulla Fronteriza de la cual yo y muchas otras mujeres éramos objetivo. Pensé que si podía demostrar mi valía como agente, todos esos recuerdos desaparecerían”, afirmó Jenn Budd, pero el tiempo le reveló otra realidad.

“Como otros agentes, utilicé términos racistas hacia los migrantes, hice cumplir nuestras políticas injustas y crueles y violé los derechos de las personas a diario”, sostuvo Budd, quien ahora tuvo un cambio radical al enfocar su vida al activismo. 

“En 2015, al sufrir de trastorno de estrés postraumático desde mi infancia y desde mi servicio como agente de patrulla principal, intenté suicidarme. Esto comenzó mi viaje en el que todavía estoy hoy. Me obligué a admitir mi racismo, mi privilegio y mis acciones como agente”, confesó la mujer. 

“Hoy, digo la verdad sobre mi antigua agencia. Hablo sobre las políticas brutales que hacen cumplir los agentes, el racismo y la cultura de la violación profundamente arraigadas en ella, y escribo sobre mis experiencias”, sostuvo.

Para conocer más sobre las acciones que Budd promueve a favor de la comunidad migrante, los interesados pueden consultar sus redes sociales, y la página web jennbudd.com

close
search