El Paso

Muere víctima de avalancha en NM

Otro lesionado permanecía en estado crítico el viernes: vocera del Hospital de la Universidad de Nuevo México

Internet

Associated Press

viernes, 18 enero 2019 | 20:37

Taos, N.M.— Un hombre de 22 años murió luego de ser sacado de la nieve que se precipitó en la ladera de una montaña durante una avalancha en una estación de esquí de Nuevo México, dijo un funcionario del hospital.

El hombre, cuyo nombre no se dio a conocer, fue trasladado al Centro Médico Holy Cross en Taos, pero el presidente ejecutivo, Bill Patten, dijo que no podía proporcionar ninguna información específica sobre sus lesiones.

Taos Ski Valley dijo que dos personas fueron sacadas de la nieve el jueves luego de un esfuerzo de rescate de 20 minutos.

Otra víctima permanecía en estado crítico el viernes, dijo la vocera del Hospital de la Universidad de Nuevo México, Cindy Foster, en Albuquerque. Agregó que no podía revelar ninguna información adicional.

La avalancha cerca del pico más alto de Taos Ski Valley inicialmente provocó temores entre las autoridades de que más víctimas podrían haber sido enterradas por la nieve en la montaña. Sin embargo, los testigos dijeron que no habían visto a ninguna otra persona en la pendiente cuando comenzó el deslizamiento.

El complejo planificó una investigación para determinar qué provocó la avalancha.

La avalancha golpeó un tramo de montaña conocido como la rampa K3, donde los esquiadores expertos que viajan en telesillas a Kachina Peak pueden lanzarse en una carrera parcialmente forrada de rocas.

En un comunicado, Taos Ski Valley dijo que el trabajo de mitigación de la avalancha se había llevado a cabo durante toda la temporada, incluyendo unas horas antes en el área donde ocurrió la avalancha.

Taos Ski Valley está ubicado a 124 millas (151 kilómetros) al noreste de Albuquerque.

El terreno cubre un área de mil 200 acres (5 kilómetros cuadrados) de la cordillera de Sangre de Cristo. Kachina Peak es una cumbre de casi 12 mil 500 pies (3 mil 810 metros) y tiene uno de los telesillas más altos de América del Norte.

Se han producido un puñado de avalanchas mortales en el valle de esquí de Taos en los últimos 50 años, a cierta distancia de los senderos principales.

La muerte más reciente fue en 1996, cuando un popular propietario de un restaurante en Taos perdió la vida mientras esquiaba en el área silvestre de Wheeler Peak, a las afueras de Taos Ski Valley, según el Albuquerque Journal.