PUBLICIDAD

Economía

Sueño incumplido, IVA al 8%

La rebaja del impuesto en esta frontera quedó en una buena intención del Gobierno

Iris González / Berenice Gaytán
El Diario de Juárez

martes, 02 noviembre 2021 | 12:04

El Diario de Juárez

PUBLICIDAD

La rebaja de 16 al 8 por ciento del Impuesto al Valor Agregado (IVA), tan esperada en esta frontera, quedó prácticamente en la buena intención de un nuevo gobierno.

A casi cuatro años del Decreto de Estímulos Fiscales Región Fronteriza Norte, se desconoce cuántas empresas se vieron beneficiadas y los resultados.

PUBLICIDAD

Líderes empresariales y expertos coincidieron en que como intención la medida fue buena, sin embargo ya en la práctica resultó poco funcional e incluso perjudicial.

Por un lado la prometida devolución del 8 por ciento del IVA a las empresas, la cual debía ser en un plazo de tres meses, se extendió hasta más de seis.

A la vez, tan siquiera adherirse al padrón para lograr ese beneficio fue complicado por los requisitos que incluían, de inicio, auditorías, lo que provocó que muchas empresas ni lo intentaran o que a los pocos meses regresaran al esquema del IVA al 16 por ciento, por lo que el beneficio prometido de un IVA al 50 por ciento para los juarenses se esfumó.

"No hemos visto las cifras, si se recaudó más IVA o menos IVA, o si benefició a la autoridad, pero muchos de mis clientes ya están cobrando el IVA otra vez al 16”, expuso Ernesto Montes Méndez, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Contadores Públicos, Colegio Profesional en Ciudad Juárez.

“Si eres una empresa que trae sus productos del sur, donde te cobran el 16 por ciento de IVA, y luego los vendes aquí al 8 por ciento, tienes un IVA a favor, que le puedes pedir al SAT que te lo devuelva”, agregó.

Sin embargo, resaltó que al momento de solicitar las empresas a la autoridad fiscal la devolución de ese 8 por ciento, automáticamente se les hace una auditoría para comprobar si realmente existe ese diferencial.

“Puede ser hasta contraproducente porque en lugar de que el SAT le deba al empresario, en estas auditorías que se realicen puede ser el empresario quien le deba al SAT porque a lo mejor no hizo su declaración de impuestos”, expresó.

Además el vicepresidente del Colegio Profesional de Contadores Públicos resaltó que dichos beneficios de reducción del IVA se dieron por decreto, pero nunca por ley.

“Como ley no existe la tasa del 8 por ciento, lo que existe es un decreto para que las empresas con más de cinco años de actividad en la zona fronteriza puedan bajarlo al 50 por ciento”, reiteró.

De acuerdo con el experto, los beneficios eran por dos años y después de eso podían ser renovados, aunque muchas empresas optaron por ya no hacerlo ante la complejidad del esquema.

Destacó que los que sí se vieron beneficiados fueron los consumidores al pagar un 8 por ciento menos de impuestos, lo que se traducía en una reducción de precios, pero el empresario salía perdiendo al comprar ese producto al 16 por ciento y que no se le devolviera la mitad en tiempo.

“Si tú vas a comprar a una ferretería un martillo que te cuesta 100 pesos, más un 8 por ciento de IVA, pagas en total 108 pesos, pero si vas a otra ferretería que factura al 16, entonces te va a costar 116 pesos; ese es el beneficio para el consumidor”, destacó.

“Si una de esas empresas compró el martillo en Monterrey y pagó un 16 por ciento de IVA, pero la otra sí lo compró a un 8 por ciento, entonces la primera está pagando más IVA, que tiene que pedirle a Hacienda que se lo regrese”, agregó.

Alejandro Sandoval Murillo, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), consideró que aunque la intención de la reducción del IVA era que bajaran los precios, tampoco subieron con la presión inflacionaria.

“Yo creo que sí hay un efecto positivo, pero es imposible medirlo sin los datos. Como pronóstico, creo que la parte del IVA sí debió haber aportado para cuestiones inflacionarias”, resaltó.

Jesús Manuel Salayandía Lara, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), afirmó que el esquema de la rebaja del IVA al 8 por ciento no ha funcionado en Ciudad Juárez como un estímulo a la economía ni mucho menos como un sustituto de la zona libre que se buscaba.

“Este esquema empezó a ser utilizado por algunos empresarios, pero encontraron trabas y vieron que eran pocos los beneficios si los comparas contra las supervisiones rigurosas que les hace Hacienda y muchos decidieron regresar al antiguo esquema, según lo que nos dicen los contadores”, expresó.

El líder empresarial dijo que se requieren esquemas de mucha más confianza por parte de Hacienda y que no se dedique a auditar a todo aquel que pida la rebaja del impuesto.

Para Eduardo Ramos Morán, consejero nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), este programa sí funcionó, aunque también desconoce el alcance que tuvo.

“Por ejemplo, en la compra de vehículos hay mucha diferencia. Si un vehículo cuesta 100 mil pesos, en Juárez se pagan 108 mil con todo e IVA, mientras que en Chihuahua son 116 mil; se ahorran aquí 8 mil pesos”, expresó.

Agregó que representa también un atractivo para atraer a consumidores paseños, donde el IVA es de 8.25 por ciento.

“Son muchos paisanos los que vienen y compran aquí el mandado, con un 8 por ciento de IVA, que es mejor que el 8.25 por ciento de El Paso”, destacó.

Sin embargo, el líder empresarial destacó que para aquellas empresas que se adhirieron al padrón hay un costo financiero, aunque no aplica en todos los sectores.

“Si hay un sector que compra insumos nacionales sí se ve afectado con esa diferencia”, expresó.

Aunque el compromiso del SAT era regresar en 40 días el diferencial, Ramos Morán informó que tarda hasta cuatro meses para ello.

“Las empresas utilizan líneas de crédito que no son gratis. Hay la opción de pasar ese costo financiero a los clientes, pero ya se perdió la competencia”, afirmó.

Anteriormente las empresas utilizaban el esquema de compensación universal, que les permitía saldar impuestos a cargo contra otros a favor, el cual se eliminó a partir de este año. Al quitar dicho esquema, las empresas recurren a la solicitud de devolución, pero enfrentan una tardanza de meses para obtener este capital.

El Decreto de Estímulos Fiscales Región Fronteriza Norte entró en vigor el 1 de enero de 2018. Según estimaciones del Consejo Coordinador Empresarial, de las más de 40 mil unidades económicas en Ciudad Juárez, sólo un 10 por ciento logró la reducción del IVA al 8 por ciento.

Sin embargo, no existen datos actuales sobre el número de empresas que aún siguen en el esquema.

Además, la reducción no fue para todos. Se trata de un proceso administrativo que tendrán que decidir y acreditar las empresas que operen en la lista de municipios que se especifican.

En materia de IVA, consiste en un crédito “inmediato” del 50 por ciento de la tasa del impuesto a las empresas que acrediten su operación y el 90 por ciento de sus ingresos en la frontera.

En el decreto se establece que son seis estados y 43 municipios los incluidos en el programa de los beneficios fiscales con la reducción del IVA al 8 por ciento y el ISR al 20 por ciento, aunque desde este año se amplió también a la frontera sur del país.

De Chihuahua son ocho los municipios beneficiados: Janos, Ascensión, Juárez, Guadalupe, Praxedis G. Guerrero, Ojinaga, Manuel Benavides y Coyame del Sotol.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search