Economía

Protestan refinadores de EU por trato en México

Denuncian que diversas acciones del Gobierno están amenazando la inversión directa que han realizado

Associated Press

Reforma

jueves, 25 junio 2020 | 12:35

Monterrey— A una semana de entrar en vigor el nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), la Asociación de Fabricantes Estadounidenses de Combustible y Petroquímicos (AFPM, por sus siglas en inglés) pidió al presidente Donald Trump apoyo frente a lo que consideran afectaciones a sus inversiones en México.

"En nombre de nuestros miembros, escribimos para llamar su atención sobre una creciente preocupación con respecto al tratamiento de las compañías de energía de Estados Unidos en México", refiere una carta escrita por Chet Thompson, presidente y director general de la AFPM.

En la carta dirigida también a Robert Lighthizer, representante comercial de Estados Unidos, y Mike Pompeo, secretario de Estado, el representante de los refinadores denuncia que diversas acciones del Gobierno mexicano están amenazando la inversión directa que han realizado las empresas estadounidenses en el sector.

Thompson resaltó que el Gobierno mexicano ha retrasado los permisos para desarrollar infraestructura en México, la cancelación de permisos de importación y la creación de vacíos y exenciones en las regulaciones que favorecen a Pemex.

"Los informes han indicado que el Gobierno mexicano ha tomado múltiples medidas para restringir las inversiones actuales y futuras de los Estados Unidos en el mercado energético mexicano", añadió en la carta.

Además, Thompson señaló que la presente situación plantea serias dudas sobre si tales acciones están permitidas por la ley mexicana y las obligaciones de México bajo el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Esta carta se suma a la enviada hace una semana por el Instituto Americano del Petróleo (API) -organización que aglutina compañías energéticas estadounidenses- en la que denunciaban discriminación en las inversiones de sus agremiados en México, prácticas que aseguró van contra lo establecido en el T-MEC.