Economía

Por falta de espacio, 72 barcos con gasolina quedan varados en el Golfo

Pemex pasó de tener desabasto de combustible el año pasado a ya no tener donde almacenarlo en este

Internet

Karla Omaña
Reforma

jueves, 23 abril 2020 | 07:40

Ciudad de México.- Pemex pasó de tener desabasto de gasolina el año pasado a ya no tener donde almacenarla en este.

La falta de capacidad de almacenamiento en México está obligando a la petrolera a tener varados hasta 72 buquetanques de combustible importado en el Golfo, de acuerdo con fuentes del sector.

Lo anterior implica la pérdida de entre 20 y 30 mil dólares diarios en promedio por multas que cobran los dueños de los barcos que no pueden descargar en los puertos mexicanos.

Los buques se encuentran varados en las costas de Veracruz, Tabasco y Tamaulipas, los cuales tienen una capacidad para transportar hasta 300 mil barriles. La mayor parte de los barcos son de combustible importado por PMI, filial comercial de Pemex.

"El costo de no poder descargar es para Pemex. Ahí está el negocio de los traders que le venden. En las penalizaciones por la ineficiencia de la petrolera.

"Lo que pasó es que no se cancelaron en tiempo las compras de gasolina, y como era temporada alta pidieron más" dijeron las fuentes consultadas.

La baja de la demanda provocada por las medidas de contingencia aplicadas por la pandemia de Covid-19 ha provocado una caída en las ventas de combustibles que podría llegar hasta el 80 por ciento, según estimaciones de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo).

"Sin duda hay un impacto a raíz de la situación que tenemos con la crisis sanitaria del Covid-19 que no permite una actividad normal en la industria, por ende, el combustible ya ha saturado toda la capacidad de almacenamiento que tenemos, no sólo es en México sino en otros países"

"Esto hace que haya barcos que ya se tenían comprometidos con anticipación y hayan quedado varados para ponerse en fila para su descarga", dijo Álvaro Vallejo, director de Oil&Gas SGS México, empresa dedicada a la inspección, verificación y servicios de inventarios de almacenamiento de combustibles.

De acuerdo con el sitio de monitoreo marítimo, Marine Traffic, hay varios buques flotando en las costas mexicanas, que arribaron desde hace casi 20 días.

En el puerto de Coatzacoalcos, el buque Nord Himalaya arribó desde el 9 de abril, mientras que en el puerto de Tuxpan, el Hafnia Henriette arribó el 3 de abril pasado.

Vallejo afirmó que la Fase 3 de contingencia llevará a una mayor caída en la demanda, por lo que la industria deberá encontrar nuevas formas de operar.

México cuenta con un máximo de tres días de capacidad de almacenamiento, y la caída en demanda ha provocado que sus terminales estén saturadas. La Secretaría de Energía eliminó la regulación que obligaba a tener un mayor número de días de almacenamiento.

Según Vallejo, a nivel internacional la regulación es de 14 días de almacenamiento.