Economía

Peligran empresas por falta de apoyo

Según el último estudio de la OCDE, sin apoyos impositivos 20% de las compañías en el mundo se quedaría sin efectivo luego de un mes de cierre

Jorge Cano
Reforma

martes, 16 junio 2020 | 06:24

Ciudad de México.- México es uno de los 7 países, de 115 evaluados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que no han realizado apoyos impositivos para ayudar a sus empresas a afrontar la crisis por el coronavirus (Covid-19).

Junto a nuestro país, sólo Armenia, Bolivia, Islas Comoras, El Salvador, Mauritania y Filipinas no han implementado apoyos en el cobro de impuestos al cierre de mayo.

Según el último estudio de la OCDE, sin apoyos impositivos 20 por ciento de las empresas en el mundo se quedaría sin efectivo para trabajar luego de un mes de confinamiento.

Después de dos meses, la cifra se elevaría a 30 por ciento, luego de tres meses a 38 por ciento y tras 7 meses sin apoyo, 50 por ciento de empresas se quedará sin efectivo para operar, lo que podría causar el cierre de los negocios.

La OCDE sólo reconoce como medidas impositivas de México los esfuerzos de algunas entidades federativas en postergar el pago del Impuesto Sobre Nómina (ISN) y el de la tenencia vehicular.

No obstante, el país destaca por no haber realizado alguna de las tres recomendaciones principales de apoyos, como prórrogas de impuestos, moratorias de deudas fiscales y subsidios al empleo.

Al aplicar estas facilidades en el pago de impuestos y subsidios al empleo de por lo menos 80 por ciento, luego de dos meses de intervención se podría reducir la cantidad de empresas con problemas de liquidez de 30 a 10 por ciento, frente a un escenario de no apoyos, afirmó.

Si bien la postergación de impuestos es la medida más barata para los gobiernos resulta la menos efectiva, seguida por las moratorias de deuda.

Los subsidios al empleo son las medidas más efectivas, aunque las más caras.

Según la OCDE, 30 países han implementado programas de subsidios al empleo, dentro de los cuales destacan países en vías de desarrollo como Brasil, Perú, Sudáfrica, Tailandia y Camboya.

Sudáfrica es la nación que más medidas de este tipo ha realizado, con tres acciones enfocadas a mantener el empleo, como un subsidio mensual de 44 dólares por trabajador para los empleados de menores ingresos.

Además, 90 países han aplicado programas de postergación de Impuesto al Valor Agregado (IVA), incluyendo naciones latinoamericanas como Brasil, Chile, Perú, Argentina, Colombia y Guatemala.

El país que más acciones de este tipo ha aplicado es España, con siete medidas como postergar el pago del IVA a trabajadores autoempleados, así como prórrogas al impuesto Corporativo y al Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Finalmente, 37 naciones han flexibilizado el pago de deudas fiscales de las empresas, lo que implica prórrogas en el cobro de multas o recargos, congelamiento de las deudas y cancelación de intereses.