Economía

¿Cuándo vendrán los mejores salarios en México gracias al T-MEC?

Cumplir con la nueva reforma laboral evitará posibles demandas en contra de México y ayudará a mejorar los salarios, asegura Jesús Seade

Agencias

viernes, 10 julio 2020 | 19:43

México renovó su relación con Estados Unidos y Canadá en materia comercial a través del recién entrado en vigor Tratado entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC), el cual tiene como objetivo saldar la deuda de su antecesor, el TLCAN: mejorar los salarios para los trabajadores nacionales y establecer reglas laborales unánimes para los tres países.

Hoy con el TMEC se establece todo un capítulo y anexo en materia laboral que obedece a la reforma constitucional de 2017 en México y que se perfeccionó con adiciones aprobadas en el actual gobierno. Cumplirlas es el camino para mejorar las condiciones salariales y laborales, un pendiente que quedó con el TLCAN, explicó en entrevista Jesús Seade, jefe negociador del TMEC y subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

                 

E: ¿El tema laboral será el 'Talón de Aquiles' para México en el T-MEC?

JS: Espero que no. Es un tema que tenemos que manejar con mucha energía y es muy fuerte, pero que sea el Talón de Aquiles quiere decir que no estamos cumpliendo con los compromisos laborales. Lo que esperamos es que si se arma un panel contra una empresa mexicana por violencia en el trabajo o por trabajo infantil, va haber un panel equitativo, va a haber un problema si es cierto y si es cierto que bueno que la empresa se vea urgida a aplicar la ley.

Lo que se está haciendo con mucha dedicación desde la Secretaría del Trabajo con las cúpulas empresariales, con las empresas de las regiones, de los estados, de todos lados es avanzar en la aplicación de las obligaciones bajo la reforma laboral.

Lo que tenemos que hacer es avanzar en la reforma Y en segundo lugar sabernos defender, debe de haber demandas atrasadas, cosas que ya están cambiando, nos tenemos que defender, esa va a ser cuestión prácticamente de la Secretaría de Economía, y en el tema laboral, Economía con la secretaría del Trabajo, sabernos defender es importantísimo, pero sobretodo cumplir con las obligaciones, avanzar hacia un sistema laboral justo y moderno.

Es todo lo que se pide, así como tenemos empresas ejemplares a nivel mundial de muchos sectores, bueno, hagámoslo a niveles de sector trabajo, en todas las empresas, porque ya lo es en muchas empresas, si hay empresas atrasadas que se pongan al día, hay que modernizar y aplicar la ley.

          

E: En el Tratado se agrega esta zona de salarios de 16 dólares por hora en el sector automotriz, ¿es el T-MEC una oportunidad para mejorar los salarios?

JS: Sí, pero hay que verlo con cuidado, desgraciadamente no es probable que todos los sueldos suban del nivel que tengan a 16 dólares de un golpe porque sería un golpe fuerte para las empresas y ellos decidirán qué hacer, pero deja explicarte cómo es; con el acuerdo, el 75% de un coche se tiene que pagar con trabajos o partes en Norteamérica; el 25% puede venir de cualquier parte, aquí está el primer beneficio para Estados Unidos y para Canadá que ya hay un cuarto del total más o menos asegurado para ellos.

En México va haber presión para subir los salarios, pero no uniformemente, porque los trabajadores en México ganan entre 3 y 4 dólares, entonces muchos no van a brincar a 16 dólares sino que se van a Estados Unidos, el área de oportunidad para México está en que se establece que un porcentaje también puede ser por salarios de 16 dólares la hora, pero ya no aplicable a obreros, sino a ingenieros, personal especializado y de administración, mi equipo hizo una investigación cuando estábamos negociando todo esto, y observó que en México los sueldos ahí sí son de 12 a 20 dólares la hora.

Entonces aquí las empresas pueden determinar que ir a Estados Unidos por este personal puede ser más caro, 40 dólares la hora, entonces va haber un empuje directo a la alza, pero el efecto principal sobre salarios sin duda va a venir de un mercado más libre laboral, no en el mercado restringido que hemos tenido con los contratos de protección, en el cual va haber salarios que van a ir subiendo y empresas que van a ir subiendo su productividad, porque no lo han hecho; más inversión, productividad y mejores salarios, ese es el efecto principal y viene del capítulo de la reforma laboral.

E: ¿Usted cree que México entra a este tratado con desventaja?

JS: Yo no le diría desventaja, tenemos la ventaja de que somos el país que más tiene potencial por ganar en el sector laboral, estamos atrasados sin duda, pero ya están cambiando las cosas, desde que se pasó la reforma laboral comenzaron a haber noticias muy positivas de empresas que rápidamente se habían dedicado a cambiar sus sistemas laborales, hacer nueva elección de su sindicato de manera democrática.

Llegaban noticias de incluso de empresas extranjeras que querían tener una nueva elección de sindicato a favor porque ya querían ver democracia, pero había grupos que estaban en contra, en pugna, son cosas que no suceden fácil, las tienen que resolver las empresas, los trabajadores, los tiene que resolver la Secretaría del Trabajo, viendo qué va pasando y apoyando a todos, pero tenemos mucho por mejorar y se está mejorando.

          

E: ¿Cómo va a ayudar el T-MEC a la economía y a la inversión en México?,

JS: La inversión responde a un millón de asuntos, a un montón de motivaciones, la más importante en este momento es que esta trastocada la economía mundial por la pandemia, pero cifras no tengo, no me corresponden, tengo un equipo muy pequeño manejando todo lo que es negociaciones, mi labor es la negociación precisión y apreciación conozco el sector, conozco la economía, soy economista, mi instinto me dice que sin la menor duda esto va a pegarle a la inversión de manera positiva, con la pandemia habrá que ir observando.

          

E: La entrada del Tratado se da en un lapso histórico, con la pandemia avanza la digitalización y hay batallas comerciales entre Estados Unidos y China, ¿el T-MEC pasará a la historia como el arranque de una competencia a nivel mundial por bloques económicos?

JS: No, espero que no, porque el corazón del bloque, lo queramos o no, es Estados Unidos, es la economía más grande, más fuerte y sí que está en una cuestión muy difícil en un punto malo histórico con China, y nosotros lo lamentamos, yo lo lamento. Para México es bueno tener una buena relación, Estados Unidos es el primer socio, pero China es el segundo,

Esto lo he hablado con el presidente, con el canciller Ebrard, con la secretaria de Economía Graciela Marqués; nosotros vemos al TMEC como un arma muy buena, un instrumento muy bueno para poner la relación entre México, Canadá y Estados Unidos más estable, de manera más equitativa.

Pero al mismo tiempo no hay que darle la espalda al resto del mundo, por el contrario, el T-MEC es el instrumento para decir: mira Europa, mira Brasil, mira China, en México puedes operar muy bien porque tenemos un excelente mecanismo de integración como parte de una América del Norte próspera y abierta y México es tu mejor vía de entrada.

Fuente: www.expansion.mx