Economía

Busca Pemex menor arribo de combustible

PMI está considerando opciones para reducir la cantidad de cargamentos de combustibles que llegarán en mayo y junio

Agencias

lunes, 27 abril 2020 | 17:40

Ciudad de México— El brazo comercial de Pemex, PMI, está considerando opciones para reducir la cantidad de cargamentos de combustibles que llegarán en mayo y junio, a medida que la demanda de gasolina y diésel continúa cayendo en el País, dijeron a Reuters tres fuentes cercanas a las conversaciones, publicó Reuters.

La semana pasada, la petrolera declaró fuerza mayor sobre los suministros de combustibles de PMI, después de que se creara un

cuello de botella con más de 60 buques esperando para descargar cerca de los puertos mexicanos.

Pero PMI aún no ha declarado fuerza mayor -una provisión contractual que permite a una de la partes suspender temporalmente sus obligaciones por causas ajenas a su voluntad- sobre sus propias compras de combustible, que se realizan principalmente a través de contratos de suministro con firmas de refinación en Estados Unidos.

No todos los contratos firmados por PMI permiten declarar fuerza mayor en caso de una disminución abrupta de la demanda, por lo que la compañía está hablando con algunos proveedores sobre posponer o cancelar embarques originalmente planificados para entrega en mayo y junio, dijeron las fuentes.

Hasta que se resuelva el asunto, se espera que la acumulación de barcos cargados con combustibles para PMI aumente. Ello podría conducir a un incremento en las facturas que incluyen penalizaciones por demoras, las cuales aplican cuando un barco no descarga dentro del plazo acordado. 

PMI también está en conversaciones con propietarios de buques para reducir los montos por penalizaciones generados por la lenta descarga de combustibles ante a la falta de capacidad de almacenamiento.

"Los cargamentos que están en espera no serán devueltos. Se pagarán y descargarán, pero a un ritmo más lento.

"PMI ha estado pagando cargos por demora hasta ahora", dijo una de las fuentes, quien trabaja con importaciones de combustible en México.

Pemex y PMI no respondieron a solicitudes de información por parte de Reuters.

México es uno de los mayores importadores de gasolina del mundo.

El consumo de gasolina en México cayó un 70 por ciento hasta el 22 de abril debido a restricciones de movilidad relacionadas con el coronavirus; mientras que el consumo de diésel disminuyó un 35 por ciento, según la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo).

PMI compra combustible a nombre de Pemex a través de diferentes tipos de contratos, pero la mayoría se realiza a proveedores estadounidenses mediante acuerdos de suministro a largo plazo para entrega en la costa estadounidense del Golfo de México, que a menudo incluyen opciones para declarar fuerza mayor.