Deportes

Vibrante empate

Un gol de Brian Rubio en la recta final del juego rescata a los Bravos, que pierden una ventaja de dos goles

Marco Tapia / El Diario

Jesús Ángel Rodríguez / El Diario

viernes, 17 enero 2020 | 06:00

Bienvenidos los ‘Thursday Night’. En vertiginoso partido, los Bravos de Juárez rescataron un empate a cuatro goles contra los Pumas de la UNAM, en el arranque de la jornada dos del Clausura 2020 de la Liga MX.

Antes de que se cumpliera el primer minuto de juego el conjunto juarense pisó el área de los felinos en una pared entre Mauro Fernández y Jefferson Intriago, pero quedó un poco larga y la posibilidad de hacer daño se esfumó.

Contrario a lo que presentó en Guadalajara, Gabriel Caballero envió a la cancha una dupla ofensiva integrada por Darío Lezcano y Diego Rolán, no trabajó con el tridente al darle banca al chileno Ángelo Sagal.

Los universitarios buscaron contrarrestar con su binomio conformado por Pablo Barrera y Carlos González.

Al minuto 11 explotó la congelada afición fronteriza con el gol del paraguayo Darío Lezcano. Fue una triangulación bien llevada por Bravos, con Diego Rolán que conectó con ‘Rayo’ Fernández, quien puso un centro raso con todas las facilidades para que Lezcano empujara la pelota al fondo de las redes.

El empate no tardó mucho en llegar y al 14’ de acción el cuadro capitalino se puso en el marcador con el gol de Pablo Vigón que en los límites del área recibió un gran pase de Favio Álvarez y definió de derecha en la salida temeraria del cancerbero Iván Vázquez.

De toma y daca fueron los primeros minutos del partido con el 2-1 parcial de Bravos y segundo gol de Darío Lezcano, apenas al minuto 17.

El delantero guaraní remató de forma excelsa con la cabeza un centro preciso por parte de Israel Jiménez.

Juárez no bajó los brazos y siguió tocando la puerta y pisando el área rival.

Al minuto 22 el árbitro fue al VAR por un incidente no observado y minutos después decretó la pena máxima a favor del equipo local por falta sobre Rolán.

Fue el propio uruguayo el que se encargó de convertir desde los 11 pasos con un disparo de derecha que engañó totalmente al portero Alfredo Saldívar, cuando el reloj marcaba los 26 minutos de juego.

A falta de ocho minutos para que terminara la primera mitad, Lezcano tuvo una inmejorable oportunidad para clavar el cuarto gol, pero su tibio disparo salió directamente a las manos de Saldívar, cuando se encontraba solo en el corazón del área.

Andrés Iniestra jaló el gatillo desde fuera del área y de forma increíble la esférica se le coló al arquero Vázquez Mellado, para el 3-2, al 39 de acción.

Con unos Bravos fríos, en una jugada por la banda Iniestra sirvió para Álvarez, quien definió en el límite del área chica para empatar el encuentro, al 49 de juego.

En un gran centro de Pablo Barrera al corazón del área, Carlos González dio el remate con la testa para adelantar a los universitarios, al 58.

Con la urgencia de emparejar los cartones, Caballero hizo la tercera y última modificación; salió Joaquín Esquivel y entró Brian Rubio, quien se encargó de salvar la noche.

Con menos de tres minutos en la cancha, Rubio empató el trepidante encuentro, a 12 del final.