Deportes

Proyecto en grande

Ana Cristina González, entrenadora de Bravas, tiene como objetivo cambiarle la cara al club juarense

Cortesía FC Juárez

Eduardo Morán / El Diario

jueves, 07 enero 2021 | 06:00

“Queremos crecer juntos en este proyecto” fueron las palabras que Ana Cristina González ya no pudo rechazar y que terminaron por convencerla para aceptar ser la directora técnica de las Bravas del FC Juárez, un equipo al que buscará cambiarle por completo la cara después de tres torneos con resultados negativos en la Liga MX Femenil.

También conocida como ‘Tity’, la entrenadora del equipo fronterizo recordó que en las pláticas para contratarla le hicieron ver que éste “es un proyecto que vamos a pelear y va a ser algo serio, y dije ‘¡wow!, claro’, porque están creyendo en esto, están creyendo en las chavas, están creyendo en que podemos trascender, yo también quiero trascender y quiero crecer con ellos”.

Ana Cristina nació hace poco más de 39 años en Guadalajara, Jalisco, ciudad con una añeja tradición futbolera, de la que ella no se escapó, y desde muy chica sintió una gran pasión por el futbol soccer. Su primer contacto con el balón de una manera más organizada fue cuando cursaba la secundaria. Más tarde, ya en su etapa universitaria, llegó a participar en seis universiadas nacionales con la U. de G., de la cuales fueron campeonas en cuatro.

“Pues yo también quiero”, recuerda ‘Tity’ que le dijo a su papá cuando ponía a entrenar futbol a su hermano menor, y eso le abrió el camino para jugar primero unas cascaritas en la calle, donde ya daba muestras de talento como jugadora, que con el tiempo la llevaron a ser seleccionada nacional universitaria y también a representar a México en una Copa Oro.

En sus tiempos de jugadora no existía una liga profesional, así es que su llegada a la Liga MX se dio como auxiliar técnica, invitada al equipo del Pachuca por la entonces entrenadora Eva Espejo, con quien compartió conocimientos durante los tres torneos anteriores.

-Cuando la invitaron a dirigir a las Bravas, ¿la pensó mucho para venir?

“No, la verdad. Fueron un chorro de emociones, yo la verdad estaba muy feliz en Pachuca, muy cómoda, y dije ‘viene el otro torneo, yo creo que vienen cambios, no sé qué va a pasar, pero pues bueno, seguimos apoyando en todo lo que sea necesario’. Y en eso llega la oportunidad de Bravas y me movió todo, o sea, dije sí, pero dije ‘bueno, primero tengo que hablarlo con quien me invitó, que es Eva’”.

Luego de hablarlo con Eva y recibir su visto bueno, ‘Tity’ también lo consultó con su familia, de quien siempre ha recibido mucho apoyo, y “pues mi familia sabe lo que es el futbol para mí, así es que me dicen ‘no lo tienes que pensar, vete’”, respondió Ana Cristina, quien ya aprovechó su estancia en la frontera para probar los tradicionales burritos.

-A unos días de que inicie el torneo, ¿ya tiene definido su cuadro titular?

“Sí, ya estamos avanzando, yo creo que ya tenemos un 80 por ciento de él, ya son detalles, afortunadamente la competencia es muy buena dentro del grupo, así que pues esas dudas te genera, de que, bueno, ésta ya está… y luego ves a otra y dices ‘chin, es que ésta viene empujando fuertísimo’”.

-¿Se ha fijado un plazo para dar resultados?

“Yo se lo dije hoy a las chavas, vamos por 17 finales y el lunes tenemos la primera, o sea, cada partido lo tenemos que jugar así, el cambio se tiene que ver en ganas, en ímpetu, en energía, en entrega, en garra, que no dejas de pelear una sola pelota, se tiene que notar desde la jornada 1, o sea, tiene que notarse el sello de las Bravas en donde estén paradas”.

Pero de entrada, comenta Ana Cristina, la primera meta en el Clausura 2021 es mejorar lo que se hizo el torneo pasado y también recuperar el estado anímico de las jugadoras, y una vez logrado eso, priorizar el orden y buscar sumar puntos en cada juego y, por qué no, pensar en rascar puestos de liguilla.