Deportes

Helicóptero de Kobe recibió permiso especial para volar

Las condiciones climáticas no eran ideales debido a la presencia de niebla

Associated Press

The New York Times

lunes, 27 enero 2020 | 11:30

Orange.- El helicóptero que se estrelló el domingo con Kobe Bryant y otras ocho personas a bordo, sin dejar sobrevivientes, había recibido una aprobación para despegar a pesar de que las condiciones climáticas no eran ideales para volar.

El helicóptero voló hacia el norte desde el condado de Orange después del despegue el domingo por la mañana y dio vueltas cerca de Burbank, esperando la autorización para continuar. De acuerdo con los registros de audio entre el piloto del helicóptero y el control de tráfico aéreo en el aeropuerto de Burbank, el helicóptero recibió lo que se conoce como autorización especial de Reglas de vuelo visual, lo que permitió al piloto y sus pasajeros continuar en una mañana de niebla sobre el sur de California.

Si esa fue la decisión correcta es probable que se convierta en el centro de la investigación sobre la causa del accidente.

Más adelante en el vuelo, justo antes de perder contacto por radio, el piloto solicitó un “seguimiento del vuelo”, lo que permite a los controladores rastrear el vuelo y estar en contacto regular.

El controlador respondió que el helicóptero estaba “a un nivel demasiado bajo para recibir el seguimiento del vuelo en ese momento”.

La sargento Yvette Tuning, quien era la comandante de guardia de la División de Apoyo Aéreo del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) en la mañana del accidente, dijo que la mayor parte de la cuenca de Los Ángeles estaba tan nublada que los vuelos solo podían realizarse bajo reglas instrumentales.

Los helicópteros del LAPD generalmente no vuelan bajo esas condiciones. La visibilidad era inferior a las dos millas y media (4 kilómetros) desde el helipuerto del departamento cerca de Union Station en el centro de Los Ángeles.

Ella dijo que esas condiciones ocurren con mayor frecuencia en el invierno y principios del verano, cuando la niebla a lo largo de la costa es más común.

Tuning dijo que el clima de este invierno, como el lunes por la mañana, había sido bastante despejado, permitiendo que los helicópteros operaran de manera normal.

“Pero ayer, cuando llegué a trabajar, lo vi inmediatamente cuando bajé al valle, que la niebla estaba muy espesa”, dijo Tuning. “En ese momento supe que nosotros” —es decir, el equipo de apoyo aéreo del LAPD— “no íbamos a volar a menos que se despejara rápidamente. Y no se despejó tan rápido”.