Dan luz verde a Darnold y jugará ante Vaqueros

El mariscal de los Jets se perdió tres partidos al sufrir de mononucleosis

Associated Press
miércoles, 09 octubre 2019 | 06:00
Agencias | El mariscal de los Jets recibió el alta médica

Nueva York.- Recuperado de una inflamación en un bazo, Sam Darnold recibió ayer el alta médica para jugar de nuevo como mariscal titular de los alicaídos Jets de Nueva York.
Darnold podrá jugar el próximo fin de semana tras perderse tres partidos al sufrir de mononucleosis. Se sometió a pruebas para determinar si la inflamación en el bazo –síntoma común de la enfermedad– se disipó para que pudiera jugar. Los Jets comunicaron en Twitter que Darnold será titular el domingo en casa ante Dallas.
Son buenas noticias para los Jets, que con foja 0-4 tienen su peor arranque desde 2003. El equipo ha lidiado con las lesiones de varios jugadores clave. Y el quebranto físico de Darnold está al tope de la lista.
El equipo estuvo optimista la semana pasada de que Darnold estaría en condiciones de jugar en Filadelfia el domingo, cuando inicialmente se contempló su reaparición. Darnold entrenó con el primer equipo el miércoles y jueves de la semana pasada, pero un ultrasonido y pruebas de sangre el jueves revelaron que no estaba plenamente recuperado.
Luke Falk, con apenas un día de trabajo con la ofensiva del primer equipo, fue el titular por segundo encuentro seguido con Nueva York.

… y Rudolph sigue bajo el protocolo de conmociones cerebrales
Pittsburgh.- Mason Rudolph, el mariscal de los Acereros de Pittsburgh, “parece estar bien”, de acuerdo con el entrenador Mike Tomlin, quien aclaró sin embargo ayer que el jugador sigue bajo el protocolo de conmociones cerebrales tras un golpe que lo dejó inconsciente en el partido del domingo.
Rudolph se marchó del encuentro que Pittsburgh perdió ante Baltimore en tiempo extra. En el tercer período, Earl Thomas, profundo de los Cuervos, le propinó un golpe indebido en el mentón, utilizando su casco. Rudolph se desvaneció pero recuperó la conciencia y pudo abandonar el terreno caminando.
Tomlin negó que una falla en el carrito que se acercó a Rudolph para retirarlo del terreno hubiera incidido en la decisión de que el mariscal de campo hiciera el intento por marcharse hacia los camerinos por su propio pie.