Caminos opuestos, mismo destino

Brady, de los Patriotas y Mahomes de los Jefes han logrado el éxito de diferentes maneras

Associated Press
miércoles, 16 enero 2019 | 22:55

Kansas City, Mo.- Uno de ellos fue seleccionado en la sexta ronda y se casó con una supermodelo, convirtiéndose en uno de los mejores mariscales en la historia de la NFL, y sigue teniendo una sólida actuación después de su cumpleaños número 41.
El otro fue seleccionado en la primera ronda y sigue saliendo con su novia de la preparatoria, en su currículo tiene exactamente una temporada como titular de la NFL y acaba de cumplir 23 años a principios de esta temporada.
De hecho, existen pocas similitudes entre Tom Brady, el mariscal de los Patriotas, y Patrick Mahomes, su contraparte de los Jefes, cuyos equipos se enfrentarán este domingo por el título de la Conferencia Americana en el Estadio Arrowhead.
Brady es un astro agradable con una deslumbrante serie de destrezas y más experiencia en la postemporada que cualquier mariscal en la historia de ese deporte, mientras que Mahomes es un destacado jugador que tendrá que hacerse cargo del equipo.
Ambos han logrado cumplir con su tarea, aunque lo han hecho de diferentes maneras.
“No sé de comparaciones”, comentó Bill Belichick, el entrenador de los Patriotas.
“Miren, Mahomes es un destacado jugador en cada faceta de este deporte. Tiene un brazo fuerte, puede lanzar el balón a lo largo de todo el campo de futbol. También cuenta con una gran destreza y la habilidad para leer las marcaciones, sabe extender las jugadas, toma buenas decisiones y hace jugadas explosivas sin tomar mucho riesgo ni poner en peligro a su equipo”.
“Él hace bien todas esas cosas y por eso hay que darle el crédito”, dijo Belichick.
Brady también tiene un brazo muy fuerte, aunque ya no es lo que fue.
También tiene una gran destreza y habilidad para leer las marcaciones y podría ser el mejor de este deporte, eso le ha ayudado a lograr que los Patriotas participen en su octavo partido consecutivo en donde se disputará el título de la Conferencia Americana.
Sin embargo, allí es en donde terminan las similitudes.
Brady prefiere permanecer dentro de la bolsa de protección y lanzar el balón de la misma manera que lo hace el que distribuye las cartas en el juego del veintiuno, se mantiene detrás de la mesa y sólo se dedica a distribuir las cartas.
Se mueve cuando está presionado, pero en raras ocasiones corre con el balón, es más probable que lance el balón hacia la tercera fila que tomar el riesgo de correr por el campo.
Esto es una estrategia y le ha funcionado muy bien.
Brady nunca ha lanzado más de 14 intercepciones en una temporada.
También es uno de los lanzadores más veloces de la NFL; Justin Houston, el apoyador de los Jefes, comentó este miércoles que interceptar a Brady en el tercero y largo es tal vez lo más crucial para detenerlo.