PUBLICIDAD

Vamos

Más allá de la vocación

Para la doctora Daphne Santana, titular de la Dirección de Salud Municipal, la pandemia la obligó a alejarse de su familia pero también le dejó aprendizaje y crecimiento profesional y personal

Brisa Frías / El Diario

lunes, 07 marzo 2022 | 17:22

PUBLICIDAD

Al igual que le ocurrió a médicos, enfermeras, químicos y demás personal de salud, la pandemia del nuevo coronavirus fue una etapa oscura para Daphne Santana Fernández, pero también de mucho aprendizaje.

La titular de la Dirección de Salud Municipal había tomado el cargo en la administración anterior cuando el Covid-19 se hizo presente en la frontera.

PUBLICIDAD

“La llegada de Covid a Ciudad Juárez fue un área de aprendizaje, de trabajo y de crecimiento impresionante. Los médicos la sufrimos a la par con nuestros pacientes”, expresa la anestesióloga originaria de Reynosa.

Además de la especialidad, Santana, cuenta con estudios en Salud Pública y Administración Hospitalaria, lo que ha sido un gran aporte para ejercer su puesto.

“Estoy por terminar la maestría en Administración Hospitalaria, y el tema del Covid fue un parteaguas para decir ‘esto es lo que me gusta’, la creación de políticas públicas y la dirección de programas porque no puedes crearlos de buena fe, de nada te sirve si no haces un buen diagnóstico de lo que se requiere en el área en donde vas a laborar”.

Así, al mismo tiempo en que se capacitaba en el Instituto Nacional de Salud Pública, la funcionaria se educaba en lo relacionado con el virus y su impacto en la sociedad.

Entre las primeras acciones que encabezó estuvo la implementación de cursos informativos para que los empleados de la administración municipal conocieran el Covid-19 y pudieran seguir los protocolos establecidos por las autoridades.

Asimismo, formó parte de la Mesa Interinstitucional de Atención ante Covid-19, en la que se analizaron medidas de protección para la comunidad juarense.

En abril de 2020 se inauguró un hospital móvil en la explanada de la presidencia para atender a empleados municipales 

“A nivel municipal el servicio médico subrogado no iba a cubrir la enfermedad, entonces se instaló de inicio un hospital móvil, el segundo en toda la república, para lo cual se contó con la asesoría del gobierno federal, ya que en aquel entonces no existían normativas de cómo crear un hospital móvil. Se hacía la consulta, la identificación diagnóstica, se daba el tratamiento y se internaba. Estuvo tres meses, en lo que se abastecía y se conformaba una unidad física para atender Covid en el Centro Comunitario Santiago Troncoso”.

Posteriormente, otro programa que tuvo impacto en la ciudad fue el de otorgar tanques de oxígeno a los pacientes que lo requirieran.

Ese momento caótico, anterior a las jornadas nacionales de vacunación, demandó atención total de la funcionaria y su equipo.

“Nosotros no descansamos, no salimos de vacaciones, no nos fuimos a resguardar a casa, la gran mayoría estuvimos trabajando aun con el peligro”.

Por fortuna, dice Santana, ella cuenta con el apoyo de sus padres, a quienes entregó sus hijos los primeros meses de la pandemia.

“Fue el tiempo de riesgo más alto, no había cupo en los hospitales y yo tenía pavor de enfermarlos, así que lo mejor no fue verlos, mi esposo tampoco podía dejar de trabajar porque su trabajo es esencial, los dos salíamos a trabajar”, recuerda la especialista.

Actualmente, Daphne Santana trabaja en el tema de la justicia terapéutica, pugnando porque los infractores que sean detenidos bajo el influjo de sustancias sean tratados primero como pacientes.

“Si vemos los reportes de Fiscalía, la mayoría de los delitos mínimos se ejecutan bajo los efectos de una sustancia, y yo soy fiel creyente de pedirle a la justicia que primero sean vistos como pacientes y después sean imputados sobre el delito que hayan realizado”.

En este sentido, la semana pasada anunció la puesta en marcha del programa de becas para personas con problemas de adicciones.

Se otorgarán 200 apoyos con una inversión total de 3 millones de pesos; cada uno consistirá en un monto de 15 mil pesos para cubrir los gastos de tratamiento residencial para el usuario durante un periodo de tres meses.

“Le debo a la administración municipal mi crecimiento personal y profesional. Tuve que manejar muchas emociones, miedo por sentirme en riesgo, por no querer perder a mi paciente, por no dar el ancho en el tema de liderazgo y de perder a mi personal que estaba poniendo su vida en riesgo”.

Daphne Santana Fernández

Directora de Salud Municipal

PUBLICIDAD

Notas de Interés

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search