Contaminados con metales tóxicos, 95% de alimentos para bebé

Dañan el desarrollo cerebral de los menores

Agencias
jueves, 17 octubre 2019 | 13:06
Agencias

Los Ángeles – Este jueves, la FDA publicó los resultados de una investigación realizada por expertos en pediatría, en el cual se envía una alerta a los padres de familia acerca de los alimentos procesados que existen en el mercado estadounidense para bebé, ya que el 95 por ciento de estos están contaminados con metales pesados altamente tóxicos, los cuales dañan el desarrollo cerebral de los menores.

El estudio fue desarrollado por Healthy Babies Bright Futures, una institución compuesta por distintos científicos, sin fines de lucro y donantes que intentan reducir la exposición de los menores a químicos neurotóxicos durante los primeros meses de vida.

Se analizaron cerca de 168 distintos alimentos para bebés de los principales fabricantes de Estados Unidos. Uno de cada 5 tenía más de 10 veces el límite de 1 ppb de plomo respaldado por defensores de la salud pública, aunque los expertos coinciden en que ningún nivel de plomo es seguro; además, otros resultados alarmante fue la presencia en un 75 por ciento de cadmio, un 73 por ciento arsénico y 32 por ciento mercurio.

Los más tóxicos

Alimentos a base de arroz

El cereal, los platos y los refrigerios a base de arroz encabezaron la lista de alimentos más tóxicos para los bebés.

El arsénico es un elemento natural que se encuentra en el suelo, el agua y el aire, siendo la forma inorgánica la más tóxica.  Investigaciones previas han demostrado que incluso niveles bajos de exposición al arsénico pueden afectar el desarrollo neurológico de un bebé.

Debido a que el arroz se cultiva en agua, absorbe más fácilmente arsénico inorgánico.

Alimentos para la dentición

Las galletas para la dentición pueden contener arsénico, plomo y cadmio, según el informe.Para aliviar el dolor de tu bebé recurre mejor a plátanos congelados, un pepino frío o una toallita limpia y húmeda, solo asegúrate de que no se atragante.

Bebidas

Los jugos de manzana, pera, uva y otras frutas también pueden contener plomo y arsénico.

Frutas y verduras

Si bien los camotes y las zanahorias son fuentes de vitamina A y otros nutrientes clave, el estudio encontró que también son altas en plomo y cadmio.