Artritis, mal que afecta en su mayoría a latinos

En total hay 4.4 millones de hispanos adultos diagnosticados con la enfermedad

Agencias
sábado, 11 mayo 2019 | 14:25
Archivo

Nueva York – En Estados Unidos, los latinos tienen el doble de probabilidades de padecer artritis, la molesta y dolorosa inflamación de las articulaciones. A pesar de que todo el mundo, incluso los niños, pueden tener dañadas las articulaciones, es mayor el porcentaje de hispanos  que sufre esa dolencia. En total hay 4.4 millones de latinos adultos diagnosticados con artritis, según los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), reveló La Opinión.

Aunque hay más de cien tipos de artritis, las inflamatorias son las que pueden requerir una cirugía de reemplazo de la articulación afectada, como por ejemplo, la rodilla. La reumatoide y la gota – explica Irene Blanco- son las inflamaciones que pueden producir discapacidad.

Blanco, que es directora del Programa de Reumatología de la Escuela de Medicina del hospital Albert Einstein en El Bronx de Nueva York, menciona alguna de las causas que hacen empeorar la artritis. Algunas de ellas están relacionadas con el poder adquisitivo del paciente como una baja cobertura en el seguro médico, no poder salir del trabajo para acudir a un especialista, no tener un reumatólogo cerca y no poder comprar medicamentos caros que no cubren los seguros.

Además, la también profesora y especialista destaca que no hay suficientes reumatólogos en el país, sobre todo en las zonas alejadas de las ciudades. “Mientras pasa todo ese tiempo hasta encontrar un reumatólogo y saber que tiene artritis reumatoide hay daños a las coyunturas. Por eso tiende a afectar más a los latinos y tener daño permanente de forma más común que otros grupos“, indicó Blanco.

“No es necesariamente que los latinos vayan menos al médico, es que tal vez tengan menos recursos” – continuó la reumatóloga, que nació en Estados Unidos, de madre ecuatoriana y padre cubano.

La asociación CreakyJoints publicó una guía –también en español– para ayudar a las personas con problemas en las articulaciones. La paraguaya Maraliz Campos es la portavoz latina de la organización, creada por pacientes y con la ayuda de profesionales.

La propia Campos estuvo años de médico en médico tratando de encontrar qué le causaba ese terrible dolor. Cuando recibió el diagnóstico, ya tenía que usar una silla de ruedas. A pesar del dolor, Campos ha afrontado la enfermedad como “una aventura no elegida” y ahora es instructora de yoga en Nueva York.