Llega la Guelaguetza a Los Ángeles

En el festival se celebra la cultura de Oaxaca

Agencias
jueves, 25 julio 2019 | 15:39
Agencias

Los Ángeles – La celebración cultural más grande que se realiza fuera de México sobre los pueblos indígenas oaxaqueños volverá a vivirse en Los Ángeles durante los dos próximos fines de semana se lleve a cabo el Festival Guelaguetza ORO 2019, publicó La Opinión.

La festividad oaxaqueña, que cumplirá 32 años consecutivos realizándose en esta ciudad, ofrece una muestra del arte, la gastronomía y las tradiciones de las ocho regiones indígenas de Oaxaca: costa, cañada, papaloapan, mixteca, sierra sur, sierra norte, istmo y valles centrales.

Las artesanías son un gran atractivo

Se trata de un evento gratuito al público que tiene el objetivo de preservar y difundir las tradiciones oaxaqueñas y que los asistentes disfruten del folcklor, la comida y las artesanías únicas de cada región de ese estado mexicano.

Este año La Guelaguetza ofrecerá una mayor presencia a la región mixteca, ya que esta comunidad indígena ha estado concentrada en el área de Oxnard y en otras zonas más al norte de Los Ángeles, dijo Mauro Hernández, presidente de Organización Regional de Oaxaca (ORO) —la cual ha realizado el festejo desde hace más de tres décadas.

La Guelaguetza es una tradición popular que data desde los tiempos de la conquista y es una forma de definir al pueblo oaxaqueño con el significado de la misma palabra que en zapoteco se refiere cooperar, dar o compartir mediante el intercambio de regalos y servicios, con lo que se establecen relaciones de unidad y crean una red de apoyo entre familias y pueblos.

La música no puede faltar

La tradición de compartir en Los Ángeles

La fiesta para compartir de los oaxaqueños dará inicio este domingo 28 de julio con el convite o desfile de danzantes que recorrerá algunas calles del vecindario Pico-Union, donde históricamente se ha asentado la comunidad inmigrante de ese estado.

El desfile de marmotas, bandas musicales, gigantes y chinas oaxaqueñas iniciará a las 6:00 p.m. sobre el bulevar Pico de la esquina con Crenshaw a la intersección con la avenida Normandie.

El sábado 3 de agosto se realizará La Guelaguetza Infantil desde las 10:00 de a.m. hasta las 9:00 p.m. en Lincoln Park, en el Este de Los Ángeles, donde unos 200 niños ‘oaxacalifornianos’, de entre 4 y 14 años de edad, estarán recreando las danzas de sus padres y abuelos.

Tanto en el desfile como en el festival infantil se tiene contemplada la participación del equipo de básquetbol conformado por niños y jóvenes triquis que el fin de semana pasado ganaron un campeonato más en Las Vegas, Nevada.

Este equipo de baloncesto se hizo famoso en 2013 luego de que sus jugadores, que eran niños pertenecientes a los triquis —un pueblo indígena de la región mixteca de Oaxaca— ganara el campeonato mundial a pesar de sus carencias que eran tan notorias como sus pies descalzos.

Las mujeres lucirán vestidos típicos 

El Festival Guelaguetza ORO 2019 concluirá con su evento principal el domingo 4 de agosto en el mismo Lincoln Park, donde de 9:00 a.m., a 9:00 p.m. se ofrecerá un muestra cultural de Oaxaca que incluye la comida típica de sus pueblos como las tlayudas, los moles y la nieve de garrafa.

“La gente que vaya va a poder disfrutar de la gastronomía, pero también va a encontrar artesanos haciendo figuras de hoja de totomoxtle, de lo cual tendremos un taller y uno más para hacer pulseras de colores”, mencionó Mauro Hernández del comité organizador.

El Festival Guelaguetza en Los Ángeles, según indicó, es el más grande de los que se llevan a cabo en el extranjero y el más añejo al cumplir 32 años consecutivos de celebrarse.

“Es un festival de dos o tres días, pero que lleva un trabajo de meses para todos los que participan, desde las bandas de música que han estado ensayando hasta la preparación de los bailables que se presentan”, recalcó Hernández.

Y todo eso se hace, comentó el presidente de ORO, con el objetivo de preservar, difundir y disfrutar de las tradiciones del mundo oaxaqueño.

“Porque son cosas que como migrantes no tenemos mucha oportunidad de disfrutar, solo cuando regresamos a nuestros pueblos”, concluyó.

Es toda una fiesta de color