La obra de Posada, símbolo de identidad mexicana más allá del Día de Muertos

En su obra, el grabador de Aguascalientes retrató las creencias y formas de vida cotidiana de los grupos populares, criticó los abusos del gobierno y la explotación del pueblo

Agencias
viernes, 13 septiembre 2019 | 11:32
Archivo

Chicago – Imágenes de calaveras forman parte de la cultura popular mexicana, particularmente se destacan en las celebraciones de Día de los Muertos, sin embargo muchos desconocen que su origen se encuentra en la obra de José Guadalupe Posada, grabador, ilustrador y caricaturista mexicano. Célebre por sus dibujos de escenas costumbristas, folclóricas, de crítica socio-política y por sus ilustraciones de huesudas, entre ellas La Catrina, publicó el rotativo Chicago Tribune.

El significado de su obra “es trascendente”, explicó Justin Witte, director y curador de Cleve Carney Art Gallery del College of DuPage, 425 Fawell Boulevard en Glen Ellyn, que auspició —a lo largo del verano y hasta el 13 de septiembre— la exhibición “José Guadalupe Posada: El Legendario Grabador de México”, en la que desentierra la sátira y los esqueletos de Posada.

Para Witte es muy importante destacar lo entretejidas que están la cultura mexicana y la estadounidense “y cuánto de nuestra cultura en Estados Unidos está influenciada por la cultura mexicana”.

Según Witte, las calaveras de Posada forman parte de la cultura visual de EU y México, sin embargo, la gente desconoce su origen.

En su obra, Posada retrató las creencias y formas de vida cotidiana de los grupos populares, criticando los abusos del gobierno y la explotación del pueblo. Además, ilustró las famosas “calaveritas”, versos alusivos a la muerte que junto con sus demás ilustraciones, se distribuían en periódicos.

Por su estilo y temática empleados, Posada, es considerado un artista "popular", proveniente del pueblo, que nutrió su obra del imaginario popular mexicano y a quien se dirigió como público.

Con su obra, Posada “hace un recordatorio de que todos somos iguales al momento de morir y, al final, no importa tu estatus social o tu papel en esta vida, no podemos escaparnos de terminar en el mismo lugar”, explicó el curador.

Según Witte, a pesar de que las imágenes de Posada ahora son una imagen popular —que se divulgaron por el mundo gracias a la película de Disney, Coco— la mayoría no conoce el nombre del artista. Witte dijo que esas imágenes de esqueletos han sido apropiadas en la cultura popular por diferentes artistas y diseñadores.

Al no reconocer su origen y significado, “desprestigian o degradan” su valor y la historia del artista mexicano, explicó el curador.

Ese valor e influencia en el mundo del arte y en la cultura popular va más allá de sólo relacionar el arte de Posada con el Día de los Muertos, agregó Witte.

Posada hizo más de 200 mil impresiones en su vida. Fue muy prodigioso. Pero al mismo tiempo murió relativamente desconocido y pobre.