Illinois

Vandalizan iglesia proinmigrantes en Chicago

Un hombre intentó ingresar al recinto, pero al no poder hacerlo, rompió los cristales de la puerta

Agencias
miércoles, 16 octubre 2019 | 12:11
Agencias

Chicago – La tarde del martes se reportó a la Policía de Chicago que un sujeto trató de entrar a la iglesia Lincoln United Methodist Church, en Pilsen, y al no poder ingresar golpeó las puertas de vidrio y estrelló los cristales, divulgó el rotativo Chicago Tribune.

‘Daño criminal a la propiedad en la iglesia Lincoln United Methodist Church, 2242 S. Damen Ave.’, indica el reporte policiaco entablado contra un sujeto desconocido, al que miembros de la iglesia persiguieron por un callejón y lograron grabar en video al supuesto agresor quien iba acompañado de un perro.

Esta tarde se realizó una conferencia de prensa en la iglesia, a tres semana de que un grupo de seguidores del presidente Donald Trump viniera a Chicago desde California para “confrontar a Emma Lozano” la pastora de esa iglesia en cuestión, según se aprecia en el video grabado por los sujetos que confrontan a miembros de la iglesia y les cuestionaron su servicio pro inmigrantes.

“Alrededor de las 1:30 p.m., Lincoln United Methodist Church fue atacada y sufrió destrozos (a manos) de un supremacista blanco”, dice un comunicado.

“Un hombre blanco de aproximadamente 30 años rompió la puerta de entrada de la iglesia y se expresó con majaderías y trató de intimidar a los miembros de la iglesia que se le acercaron. ‘La Policía trabaja para mí!’, gritó el sujeto”, según el comunicado.

“Estamos alertando a todo Pilsen, somos el blanco y debemos unirnos y prepararnos para defendernos. Nosotros no nos vamos a dejar”, dijo Lozano, quien agregó que tanto la Policía como la alcaldesa Lori Lightfoot, y el gobernador JB Pritzker, deben poner atención “en cómo somos atacados…..Esto es un crimen de odio, queremos que lo atrapen”, agregó la activista, quien dijo que no quiere que se repitan historias como el tiroteo en El Paso, Texas, motivado por prejuicios raciales.

Este es el último de una serie de ataques racialmente cargados y vandalismo en Lincoln United Methodist Church, se indicó.