Kansas

Sismos sacuden Hutchinson

El más fuerte tuvo una magnitud de 4.2 grados

Associated Press
viernes, 16 agosto 2019 | 15:17
Agencias

Kansas City – Una serie de sismos sacudieron partes de Kansas la mañana del viernes cerca de Hutchinson, provocando que cayeran tejas y algunas ventanas se rompieran.

El terremoto más fuerte tuvo una magnitud de 4.2 y se sintió alrededor de las 8 de la mañana, con el epicentro a unos 4.8 kilómetros (3 millas) de Hutchinson. El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) recibió reportes de que se sintió en Topeka; Ponca City, Oklahoma; e incluso Kansas City, Missouri, que está a unos 320 kilómetros (200 millas) de Hutchinson.

Tres temblores con magnitudes entre 2.8 y 3.3 le siguieron rápidamente en la misma zona, dijo Rick Miller, científico en el Servicio Geológico de Kansas. Agregó que los epicentros estaban a una distancia de unos 183 metros (200 yardas) entre ellos, cerca de la intersección de la ruta federal 50 y la estatal 96. Un sismo del miércoles de 2,5 pudo haber sido un premonitor, dijo Miller.

Suele haber daños a partir de la magnitud 4.0. En Hutchinson, con unos 40 mil 700 habitantes, algunas botellas cayeron al piso en una licorería, algunos dispositivos de iluminación se vinieron abajo en el Centro Médico Regional Hutchinson y tejas cayeron en un supermercado. En el vecino condado Harvey, las autoridades escolares de Burrton reubicaban clases de secundaria a otras escuelas cuando se descubrieron grietas en el edificio de 100 años, reportó el periódico The Hutchinson News.

En 2014 comenzaron a aumentar los sismos en Kansas, un hecho que se atribuyó a los pozos de inyección de aguas residuales de la producción de petróleo y gas. El número de temblores comenzó a reducirse cuando cayó el precio del petróleo y se implementaron normas. Sin embargo, Miller dijo que los niveles de presión siguen tan elevados bajo la superficie que "no se necesitaría mucho para provocar un terremoto".

Aunque la incidencia general ha caído, el estado registró su segundo terremoto más fuerte en junio, que agitó el condado Rooks. Se quedó corto de un sismo de magnitud 4,9 de noviembre de 2004 en el condado Sumner. Otro temblor en el área de Manhattan, Kansas, en 1867 pudo haber sido más intenso que estos dos, pero su magnitud calculada de 5,1 se basa en reportes, no sismógrafos.

"El número de eventos ha caído mucho en los últimos 12 a 18 meses", dijo Miller. "Diría que es un poco sorprendente que, en los últimos dos meses, hayamos tenido dos de los más fuertes en la historia de Kansas".