California

Ordenan anular deportación de detenido por 'parecer' hispano

Un juez de Los Ángeles determinó que el agente que lo arrestó, actuó de manera injustificada

Agencias
viernes, 28 junio 2019 | 14:27
Archivo

San Diego – El 17 de agosto de 2017, Jonathan Mondragón Patiño conducía un coche rumbo a su casa por una carretera del condado de San Diego, California. La Patrulla Fronteriza (CBP) lo paró, lo arrestó y lo deportó. Este jueves, un juez de Los Ángeles determinó que el oficial que dio la orden actuó de manera injustificada, porque su único criterio fue el hecho de que este hombre parecía latino. “No sabía nada más de él antes de arrestarlo”, aseguró.

Mondragón, empleado de la construcción de nacionalidad mexicana, conducía por la carretera interestatal 15 tras un día de trabajo, según explicó en un comunicado la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU). El coche de la Patrulla Fronteriza lo alcanzó a su derecha, antes de pararlo para interrogarlo, publicó el Diario NY.

“Mondragón fue sacado de su auto y esposado tan fuerte que sus muñecas estaban magulladas”, asegura ACLU. Lo llevaron a unas instalaciones donde esperó seis semanas antes de que se celebrara la primera audiencia judicial al respecto de su caso.

La Patrulla Fronteriza defendió su arresto asegurando que la carretera donde ocurrió es escenario de “actividades ilegales relacionadas con la inmigración” y que se consideró a Mondragón sospechoso porque no miraba directamente al oficial de la patrulla que se acercó a su coche.

Pero el juez de inmigración que se encargó de este caso, Sebastián Patti, consideró que “el sentido común obliga a la conclusión de que [para un conductor] mantener los ojos en la carretera no solo es habitual, sino que en circunstancias normales se valora”.

En consecuencia, el Tribunal evaluó que no hubo ninguna razón para determinar que Mondragón estuviera “en una condición de ilegalidad o involucrado en actividades ilegales”. El oficial “solo sabía que parecía latino”, dijo. Y ordenó que el procedimiento de deportación del hombre se interrumpiera de inmediato.

“El señor Mondragón luchó por el derecho constitucional a no ser detenido según criterios raciales, afirmó la abogada de ACLU Eva Bitrán. “Este caso demuestra que el Gobierno no puede deportar a alguien sobre la base de un arresto ilegal y que los inmigrantes y sus abogados pueden responsabilizar al Gobierno cuando se intenta hacer eso”, señaló.

El año pasado, otro juez de inmigración en Los Ángeles desestimó la deportación contra un inmigrante detenido en un operativo realizado por agentes de ICE en el taller mecánico dónde el latino trabajaba desde hacía siete años.