California

Multarán a residentes de Caléxico por alimentar a gatos de la calle

La medida entrará en vigor a partir del próximo 1 de julio

Agencias
sábado, 27 abril 2019 | 16:33
Archivo

Caléxico – A partir del próximo 1 de julio el gobierno es esta ciudad impondrá multas de 250 dólares a quienes alimenten gatos de la calle en la vía pública, reportó el sitio Adelante Valle..

Esta regla fue adoptada en noviembre de 2018 y fue creada luego de que las autoridades recibieron una cantidad importante de quejas por gatos de la calle dentro de la zona urbana.

La ordenanza prohíbe la alimentación de estos animales en parques públicos y cualquier propiedad del gobierno local.

Los reglamentos locales definen a estos animales como mascotas que viven en el exterior de una vivienda y que no son cuidados como animales de compañía o mascotas de planta.

Según el administrador de la ciudad, David Dale y el abogado Carlos Campos, estos gatos representan un peligro a la salud y seguridad de las personas que alimentan debido a que pueden generar enfermedades.

Según las autoridades, residentes locales han denunciado la presencia de estos gatos en áreas públicas, específicamente en basureros donde hay alimento.

Según los denunciantes, estos animales causan aullidos agudos y peleas, además de originar colores no deseados.

Los reglamentos autorizan la alimentación de estos animales en propiedad privada, pero impide a las personas alimentar a estos gatos de forma que causa condiciones de salubridad y salud dañinas o bien que atraiga a otros animales.

También se impide alimentar a los animales en caso de generar ruido o disturbios a la paz de los vecindarios.

Personas afectadas por la ordenanza externaron que la prohibición no encara de forma adecuada la reducción del número de gatos que residen en la periferia de las viviendas.

En su lugar, las autoridades debieron instaurar un programa de capacitación ciudadana y de captura y esterilización.

La mañana del domingo 21 de abril, Gloria Guzmán colocó alimento para mascotas en un sitio de estacionamiento vacío ubicado cerca de avenida Heber y Calle Tercera.

Poco después, un gato apareció para empezar a alimentarse. Poco a poco más animales aparecieron para afilarse en torno al alimento.

“A ellos les llamamos gatos comunitarios. No pertenecen a ningún lugar pero se esconden aquí”, comentó Guzmán.

La residente recordó que hace tres años observó durante una noche una pelea entre dos gatos.

Posteriormente los siguió hasta la zona cercana a los apartamentos.

Desde entonces, la residente ha buscado capturar, esterilizar y dejar en libertad a los gatos.

Esto hizo posible que la colonia de unos 30 animales se redujera levemente, gracias al apoyo de la organización Spay and Neuter of the Desert Society.

A nivel local, unas seis personas participan de manera voluntaria en el proyecto de captura y esterilización de gatos.

La residente y la organización lograron que las autoridades adoptaran un programa similar a nivel local que, sin embargo, ha llevado al aseguramiento de unos cuantos animales.

Los gatos pueden reproducirse una vez cada cinco meses y tener de uno a siete animales en cada ocasión.

Guzmán señaló que la ineficiencia del departamento de control animal se debe al mal uso del presupuesto de la ciudad en las instalaciones locales.

Guzmán agregó que el gobierno local debe enfocar sus esfuerzos en el programa de captura y esterilización, en lugar de enfocarse en las multas a los residentes, además de establecer una colaboración entre los oficiales de control animal y los voluntarios.

Devon Apodaca, director ejecutivo de la Sociedad Protectora de Animales del Condado de Imperial, se dijo sorprendido por el nuevo reglamento del gobierno local.

Según Apodaca, los gatos simplemente buscarán una nueva fuente de alimento, cómo los botes de basura, que los dejará expuestos a enfermedades y convertirse en una amenaza para los residentes y para ellos mismos.