Tennessee

Mexicano baleado por agente de ICE se recupera

Intentaba escapar de oficiales de inmigración cuando recibió los impactos de bala en el estómago y el codo

Associated Press
viernes, 06 septiembre 2019 | 15:52
Agencias

Nashville – Un mexicano que fue baleado cuando trataba de escapar de agentes de inmigración en Tennessee se recuperaba el viernes en un hospital, dijo un abogado de la familia.

En una entrevista, Andrew Free indicó que un agente del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) le disparó al hombre en el estómago y el codo el jueves por la mañana. El individuo no acudió al hospital de inmediato porque estaba asustado. Free y otro abogado negociaron más tarde con el FBI, y el hombre se entregó el jueves por la tarde.

El FBI participó porque se le pidió que investigase si el mexicano había agredido a un agente federal. El ICE ha dicho que el agente disparó luego que el hombre condujo su vehículo hacia él mientras escapaba de la policía, que intentaba detenerlo por una infracción de tránsito. Ambas agencias han declinado identificar al hombre y al agente.

Para el viernes, el FBI no había arrestado al hombre ni lo había acusado de un delito. Free dijo que piensa que eso se debe a que la evidencia no respalda la versión de los hechos ofrecida por el agente del ICE.

A una pregunta de si le preocupa el incidente, el gobernador de Tennessee Bill Lee dijo que era demasiado pronto para comentar, pero aprovechó la oportunidad para criticar a las llamadas ciudades santuario.

"De lo que estoy a favor y respaldo es adherirse y respetar la ley", les dijo Lee a reporteros en Nashville el viernes. "Y las ciudades santuario, de hecho, son ilícitas por su naturaleza y definición".

El término ciudad santuario no tiene definición legal, y en general significa una localidad que limita la cooperación con las autoridades federales de inmigración.

El alcalde de Nashville, el demócrata David Briley, firmó esta semana una orden ejecutiva desalentando la cooperación local con los funcionarios de inmigración. En la orden de Bryley se expresa preocupación de que el miedo a la deportación impida que los residentes de la ciudad soliciten atención médica para sus hijos o reporten delitos a la policía.

En la orden se critica además la ley anti ciudades santuario de Tennessee que amenaza con retener fondos a gobiernos locales que no cooperen con el ICE, y se afirma que la ley es "inmoral" y "peligrosa".