Texas

Instalarán carpas para inmigrantes

Estarán a orillas del río Bravo, reveló el alcalde Pete Sáenz

Agencias
martes, 02 julio 2019 | 10:25
Agencias

Laredo – El alcalde Pete Sáenz dio a conocer ayer la instalación de tiendas de campaña a las orillas del río Bravo para alrededor de 200 inmigrantes diarios que llegarán a partir del próximo lunes procedentes de los puertos de entrada, desde Del Río hasta Roma, Texas para ser procesadas aquí sus peticiones de asilo humanitario, reveló el rotativo Primera Hora.

Dijo que ayer mismo sostuvo pláticas con David P. Higgerson, director de Operaciones de Campo de Aduanas y Protección Fronteriza en Laredo, con el propósito de conocer más detalles del plan estructurado por el gobierno federal para acelerar los trámites de  miles de peticionarios.

Indicó que al mismo tiempo, se espera la llegada de jueces de inmigración que se instalarán en esos espacios temporales para abrir los juicios respectivos y los indocumentados que sean aceptados, serán enviados a Nuevo Laredo por un período de 60 días de espera que marcan las instancias legales y que los que sean rechazados, serán devueltos a sus países de origen.

Sáenz explicó que se trata de carpas de gran tamaño que contará con todo lo necesario para atender a los inmigrantes durante este proceso, como una área de contención para que no se pierdan entre las calles mientras se trabaja en sus casos.

“No van a estar bajo custodia, pero tampoco se les dejará que deambulen por la ciudad, porque sus trámites serán rápidos”, agregó el jefe de la comuna.

Añadió que se espera también que la vieja corte federal y los locales del área comercial conocida como "El Portal", se habilitarían como tribunales especiales por su cercanía de los puentes internacionales.

En declaraciones previas, el congresista Henry Cuéllar consideró que esta estrategia del Departamento de Seguridad Interna de los Estados Unidos, es una muy buena alternativa para evitar que los inmigrantes, algunos de ellos con antecedentes criminales anden por las calles, se les retenga en tanto que reciben el asilo o son deportados.

Aclaro el legislador que estas tiendas de campaña no serán para familias ni niños no acompañados, sólo para personas que solicitan con las prerrogativas de la ley de inmigración, el asilo humanitario.

“No van a estar bajo custodia, pero tampoco se les dejará que deambulen por la ciudad, porque sus trámites serán rápidos”, concluyó.