Florida

Firma gobernador ley que prohíbe ciudades santuario

Desde el inicio de los debates sobre la medida, las organizaciones proinmigrantes expresaron su oposición a este proyecto

Agencias
viernes, 14 junio 2019 | 12:11
Archivo

Miami – Durante su campaña a la gobernación, DeSantis promovió esa idea, en un estado en el que no existe ningún condado o municipio que sea considerado santuario, es decir, que no colabore con las autoridades federales de inmigración, dio a conocer el Diario Las américas.

A la ceremonia de la firma, que se hizo en el condado de Okaloosa, localizado en el noroeste del Estado del Sol, asistió el representante federal republicano Matt Gaetz, excompañero de la bancada de DeSantis cuando fue congresista y considerado uno de los aliados más leales del presidente Daniel Trump.

Uno de los puntos de mayor controversia de esa ley es instruir a las agencias locales de gobierno – desde la Oficina de Niños y Familias hasta los departamentos de Policía condales y municipales- a cumplir con los pedidos de las autoridades federales de inmigración cuando se trate de entregar a indocumentados para ser procesados por un juez que podría fallar en pos de una deportación.

Esos son los llamados “detainers”, que por ejemplo en el condado Miami-Dade se cumplen sin que haya reembolso del Gobierno federal por los recursos condales que se invierten en mantener en custodia de las autoridades carcelarias a un indocumentado.

De hecho, bajo esa ley (SB 168) se podría incrementar la presión para que las agencias de Policía locales e incluso sus departamentos de prisiones compartan información y colaboren con inmigración.

Desde el inicio de los debates, las organizaciones proinmigrante expresaron su oposición a este proyecto.

En un comunicado Andrea Mercado, directora ejecutiva de la Nueva Mayoría de Florida, expresó su apoyo a todas las demandas legales contra esa ley y subrayó que “mientras tanto, protegeremos a nuestras familias y comunidades inmigrantes que están siendo atacadas y aterrorizadas injustamente por un Estado que debe tanto a las contribuciones económicas y culturales de los inmigrantes”.

Como lo señaló el medio digital POLITICO, los republicanos en el pasado no quisieron pasar este tipo de leyes por miedo a recibir el rechazo de la comunidad hispana, en un estado péndulo, o indeciso, como Florida.