Nuevo México

Cubanos encerrados en centros de ICE se cortan las venas

Han denunciado castigos y tortura psicológica; aseguran que se laceran por la incertidumbre ante su futuro migratorio

Agencias
viernes, 25 octubre 2019 | 12:25
Agencias

Santa Fe – Inmigrantes cubanos encerrados durante mucho tiempo en centros de detención del servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) se están cortando las venas para protestar por las condiciones en las que viven y por la incertidumbre ante su futuro migratorio, publicó el Diario NY.

Muchos de ellos han encontrado en esta drástica medida la única manera de llamar la atención, tal y como informa Univision. A mediados de octubre, el grupo Freedom for Inmigrants (Libertad para inmigrantes) comunicó que dos solicitantes de asilo de Cuba se habían cortado las muñecas en el Centro de Procesamiento del Condado de Otero (OCPC), en Nuevo México.

En ese momento, la organización dijo que habían intentado suicidarse y adelantaron que “otros podrían seguir su ejemplo en un acto de resistencia masiva”. Según miembros del grupo dijeron al medio citado, al menos 19 estaban planificando hacer lo mismo que sus compañeros. Los dos que iniciaron la protesta recibieron atención médica y el alta posterior.

Los inmigrantes detenidos se quejan de la larga espera encerrados y por el trato que reciben en las instalaciones federales. Hay denuncias por el uso excesivo del aislamiento solitario para castigar a los solicitantes de asilo. El cubano que se quitó la vida la semana pasada en un centro de detención de Luisiana presuntamente también estaba encerado en confinamiento solitario.

Activistas a favor de los migrantes que visitaron el centro del condado de Otero el pasado viernes advierten que “si la situación no se resuelve rápido, más hombres se cortarán las muñecas y un gran número de personas se declararán en huelga de hambre“. Uno de los activistas dijo a Univision que los detenidos, la mayoría cubanos están frustrados por “el tratamiento de los jueces de inmigración, ICE y el propio centro de detención”.

Uno de los cubanos arrestados en Otero escribió una carta el 18 de octubre en la que denunciaba “castigos” y “tortura psicológica”. El hombre explica que “ya hemos hecho varias manifestaciones como huelgas de hambre y algunos hemos intentado hasta quitarnos la vida” y pide “una fianza para terminar nuestro proceso de asilo en libertad”.