Documentan éxodo de madre que llegó a EU con la primera caravana migrante

La historia de Yuri es fuera de lo común, con 8 meses de embarazo emprendió el viaje desde Honduras

Agencias
lunes, 13 mayo 2019 | 15:37
Agencias

Los Ángeles – Durante el mes en el que se celebra el día de las madres, es habitual recordar las aventuras que los progenitores vivieron antes de ver el nacimiento de sus pequeños hijos. Sin embargo, la historia de Maryuri, conocida como Yuri, es fuera de lo común. Con ocho meses de embarazo emprendió un viaje que cambió su vida y la de su familia, detalló La Opinión.

Maryuri Elisabeth Serrano, de 19 años, con casi ocho meses de embarazo salió desde su pequeño pueblo, El Progreso en Honduras en busca de una vida mejor. No lo hacía sola, sino acompañada de su marido, Miguel Ortiz, de 20 años, y su hijo de dos años, Santiago. Su objetivo era ver el nacimiento de su bebé en EU.

Maikel Baruk Ortiz, su bebé, aún no tenía nombre cuando el 17 de octubre de 2018 comenzó a recorrer miles de kilómetros desde el vientre de su madre en la primera Caravana Migrante desde la ciudad hondureña de El Progreso.

Las historias de la caravana migrante son innumerables, y cada persona que emprendió ese viaje tendría un libro por escribir lleno de hazañas, de historias cargadas de dolor y de una vida de sabor agridulce que deja en su amada tierra para buscar nuevos horizontes en un país muchas veces hostil, pero en el que han puesto su esperanza.

Junto a las 7 mil personas que formaban parte de esta Caravana, Maryuri aguantó temperaturas superiores a los 100 grados Fahrenheit, durmiendo en el suelo y aguantando hambre. Y así recorrió más de 3 mil millas (5 mil kilómetros) caminando, viajando a tren o en otros medios poco convencionales para llegar a su meta: Nueva York; allí tenía planeado encontrarse con su madre a quien prácticamente no conocía ya que emigró a Estados Unidos cuando Yuri tenía cuatro meses. 

Su enorme barriga llamó la atención de dos jóvenes españoles, quienes estaban estudiando producción de cine en México, Núria Clavero, de 22 años, y Aitor Palacios, de 25, quienes decidieron plasmar la historia de esta familia en el documental “Éxodo”, que muy pronto verá la luz.

“El día que empezó el documental terminó la universidad”, dice Aitor Palacios sobre el film que decidió emprender junto con Nuria Clavero.

Clavero y Palacios se sumaron a la Caravana Migrante desde el municipio mexicano de Puebla, donde ambos estudian cine. Tras ver a las miles de personas que atravesaban esta localidad, decidieron abandonar sus clases y plasmar en un documental este éxodo donde encontraron en el albergue de Ciudad de México a Maryuri en un avanzado estado de gestación.

Desde entonces, no se separaron de la pareja e incluso durmieron con ella en los albergues de México para contar su historia con un escaso presupuesto. Aitor y Núria solo se separaron de la pareja el día que saltó el muro en Playas de Tijuana, horas antes de que Maryuri diera a luz a su bebé en EU que llama cariñosamente el ‘gringuito’. Posteriormente, se juntaron de nuevo en San Diego desde donde la familia partió en autobús hacia Ohio, después de que fuera liberada de un centro de detención de migrantes.

Para Aitor y Nuria este documental les ha ayudado a cambiar su perspectiva sobre los problemas migratorios, e incluso han entendido los procesos históricos que se mueven alrededor de las migraciones en Europa, su tierra natal.

“También en Europa vivimos una época de fuertes migraciones sobre todo del norte de África”, dijo Aitor, “muchas situaciones son muy similares aunque el contexto político difiere en algunos aspectos”.

Cuando finalizó la caravana, Aitor y Nuria decidieron viajar a Honduras para conocer el contexto en el que vivía la familia Baruk Ortiz antes de emprender su viaje hacia el norte.

“Fue muy impresionante conocer historias tan fuertes de violencia y pobreza que viven las personas que emprendieron este viaje” dice Núria, “muchos de ellos sólo tenían la fe cuando empezaron” agregó.

Actualmente, Maryuri, Miguel y sus dos hijos se encuentran en Nueva York tratando de cumplir su sueño americano. Allí tienen previsto viajar en los próximos meses Núria y Aitor para concluir su documental y, por ello, están tratando de recaudar el dinero suficiente para terminar de financiar su proyecto a través de Kickstarter.

“Me gustaría que este documental ayude a combatir el racismo y que nos ayude a entender por qué una mujer embarazada de ocho meses decide recorrer México para llegar a EU”, remarca Aitor Palacios, quien concluye que “lo que les mueve a las personas migrantes es la esperanza” de huir de la miseria y la violencia que asola sus países.