Deportan a pareja a Colombia, luego de que ICE los arrestara en su casa

Betty Rendón Madrid, aspirante a pastora en una iglesia evangélica luterana en el sur de Wisconsin, fue extraditada junto con su esposo Carlos Hincapie Giraldo; su hija se quedó al demostrar que es beneficiaria de DACA

Agencias
miércoles, 29 mayo 2019 | 14:23
Archivo

Chicago – En una reciente mañana de miércoles, Betty Rendón Madrid todavía estaba en pijama y preparando el desayuno, cuando oficiales de inmigración se presentaron en su casa en el sur de Chicago, publicó el Chicago Tribune.

Los agentes de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) arrestaron a Rendón Madrid, estudiante para ser pastora en una iglesia evangélica luterana en el sur de Wisconsin, y a su esposo, Carlos Hincapie Giraldo. La hija de la pareja, Paula Hincapie Rendón de 26 años, también fue detenida el mismo día con su hija de 5 años.

Aunque Hincapié Rendón fue liberada después de demostrar que tenía protección legal en el marco del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), sus padres permanecieron bajo la custodia de ICE. En las últimas semanas, la comunidad luterana evangélica en Wisconsin e Illinois se unió a defensores de inmigrantes para celebrar vigilias, escribir cartas de apoyo y organizar conferencias de prensa en ambos estados para llamar la atención sobre el caso.

Pero para la mañana del martes, la pareja fue deportada a su Colombia natal, confirmó ICE.

El Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes, que representa a la familia, presentó una solicitud ante ICE la semana pasada para detener la deportación de la pareja, cuyas solicitudes de asilo fueron rechazadas hace más de una década. Diana Rashid, la abogada que representa a la familia, dijo que el centro le pidió a ICE que usara su criterio y le permitiera a la pareja permanecer, la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha otorgado menos de este tipo de solicitudes que las administraciones anteriores, dijo Rashid.

"Creemos que este caso es muy diferente y merece un tratamiento diferente", dijo Rashid. “Betty y Carlos no tienen antecedentes penales en absoluto, y el hecho de que Betty es pastora en la comunidad luterana y tiene lazos profundos. También son dueños de casa. ... Creemos que eso distingue su caso".

Rashid dijo que recibió una llamada de ICE el viernes por la tarde negando la solicitud de la pareja para detener la deportación. Al final del fin de semana festivo, Rendón Madrid e Hincapie Giraldo habían sido trasladados a Louisiana para esperar el próximo vuelo a Colombia.

Los problemas se detonaron la mañana del 8 de mayo cuando Hincapié Rendón llevaba a su hija a la escuela. Fue detenida por un automóvil sin identificación y fue puesta bajo custodia, pronto supo que eran agentes federales de inmigración, contó la mujer ante una multitud reunida frente a la oficina de ICE en Chicago la semana pasada, para protestar por el trato a la familia.

Hincapie Rendón dijo que mientras estaba esposada y era colocada dentro de otro vehículo, los agentes de ICE condujeron su automóvil con su hija dentro, rumbo a la casa de sus padres en el sur de Chicago. Ella dice que en esos momentos escuchó llorar a su hija.

"Me hicieron creer que llevaban a mi hija a la casa de mis padres. Luego arrestaron a mis padres", agregó Hincapié Rendón. "Siento que violaron nuestros derechos".

El padre de Hincapie Rendón, de 60 años, estaba afuera a punto de irse al trabajo cuando fue arrestado por los agentes de inmigración, dijo Rashid. Luego, los oficiales entraron a la casa y detuvieron a Rendón Madrid, de 53 años, que todavía llevaba puesta la pijama, dijo Rashid.

Un familiar que estaba alojado en la casa de la familia también fue arrestado ese día y ha acordado regresar a Colombia, dijo Rashid.

ICE no contestó preguntas sobre el por qué se detuvo a Hincapie Rendón, las circunstancias en las que sus padres fueron detenidos y por qué la agencia decidió ir contra la familia en este momento. En una declaración, ICE dijo que no exime "clases o categorías" de control de inmigración de personas que han recibido orden de ser expulsadas del país.

"Todas las personas que violen las leyes de inmigración están sujetas al arresto o detención por inmigración y, si tienen orden final de salida, se les expulsa de Estados Unidos", dijo la agencia en una declaración.

Rashid dijo que no es raro que se detenga a los inmigrantes por lo que creen que es una infracción de tráfico, que en realidad es motivado por ICE.

"Hemos visto mucha actividad de ICE en el sur y suroeste (de Chicago) en particular, ICE está literalmente deteniendo a las personas y las personas detenidas confunden a ICE con la Policía", dijo Rashid.

Después de que ICE tomó a Hincapie Rendón y a sus padres bajo custodia, otro familiar fue a recoger a su hija a la casa, dijo Rashid.

Hincapie Rendón fue liberada de la custodia de ICE ese mismo día después de demostrar que está protegida bajo DACA, que permite el aplazamiento de la deportación para aquellos que fueron traídos a los Estados Unidos como niños.

Cuando Hincapié Rendón regresó a casa, descubrió a dos intrusos en el interior, lo que provocó dudas sobre si los agentes federales aseguraron la propiedad antes de irse, dijo Rashid.

La Policía de Chicago confirmó que alrededor de las 7:25 pm del 8 de mayo, el mismo día de la redada, dos personas regresaron a la casa y encontraron a dos desconocidos dentro, quienes huyeron con artículos de la casa. La Policía dijo la semana pasada que todavía estaban investigando y que no se habían realizado arrestos.

La familia ha sido propietaria de la casa por lo menos desde 2012, según los registros del Condado de Cook.

La familia huyó de Colombia en 2004 después de que Rendón Madrid recibió amenazas de guerrilleros mientras enseñaba en una escuela, según una carta enviada por el abogado de la familia a ICE. La familia se estableció en Miami y en 2006 presentó una solicitud de asilo, citando esas amenazas.

Su solicitud fue denegada en 2008 por un juez de inmigración. La familia apeló la decisión pero fue confirmada, confirmó ICE.

La familia había buscado refugio durante una temporada en que los casos de asilo de colombianos aumentaban. Los casos alcanzaron su punto máximo en 2003 cuando se presentaron 4 mil 651 solicitudes de asilo de colombianos, según un análisis de la Universidad de Syracuse de registros de la corte de inmigración. De 2001 a 2019, hubo 25 mil 364 solicitudes de asilo presentadas por colombianos, pero menos de la mitad (8 mil 970) fueron otorgadas.

Fue en esta época cuando la familia se mudó a Chicago para que Rendón Madrid pudiera estudiar para convertirse en pastora en la Escuela Luterana de Teología en Chicago. Tuvo que suspender sus estudios después de que le diagnosticaron cáncer de mama en 2009, según el abogado de la familia.

Completó el proceso para convertirse en pastor a través de la iglesia, pero no pudo ser ordenada debido a su estatus migratorio, dijo el reverendo Paul Erickson, obispo de la iglesia Greater Milwaukee Synod.

"Ella no fue ordenada en nuestra tradición, pero ha estado trabajando haciendo varias cosas en la iglesia", dijo Erickson.

El reverendo Rubén Durán, de la Evangelical Lutheran Church in America, ha conocido a Rendón Madrid durante seis años y la ha ayudado a navegar en el trabajo de su iglesia. Durán dijo que Rendón Madrid tiene un don para predicar y capacitar a otros para que hagan lo mismo.

Fungió los meses recientes como pastora temporal en la Iglesia Emaus Luterana en Racine, Wisconsin, condujo más de dos horas cada semana para presidir los servicios.

"Esta es la persona que necesitamos", dijeron los feligreses de esa iglesia, según contó Durán.

Rendón Madrid solo estuvo dos meses al frente de la congregación, pero Durán dice que muchas personas estaban felices con su trabajo.

"Estamos heridos, molestos y enojados", dijo Durán. "No vamos a paralizarnos. Por el contrario, seremos la fuerza que se requiere para pedir justicia y libertad para ella ".

Hincapie Rendón, la hija de la pareja, hizo un pedido público para liberar a sus padres, diciendo que es una madre soltera que depende de ellos para criar a su hija; en un mitin reciente aseguró que siente que está viviendo una "pesadilla". Ella rechazó ser entrevistada.

En las semanas posteriores al arresto de sus abuelos, cada vez que ve una patrulla de la policía, la niña le pregunta a su madre si se la van a llevar, contó Hincapié Rendón a la multitud.

"Amo a mi familia", dijo la niña en voz baja a la multitud, y mostró una foto con sus abuelos.