California, Nueva Jersey y Florida tienen las ciudades más 'miserables' del país

Para sacar el resultado, se midieron la pobreza, desempleo, escasa cobertura de salud y éxodo de población en mil urbes

Agencias
miércoles, 02 octubre 2019 | 11:35
Agencias

Nueva York – Los estados de California y Nueva Jersey acumulan el mayor número de ciudades con condiciones de vida “miserables” de Estados Unidos, según un estudio realizado por Business Insider tomando en cuenta la pérdida de población y las tasas de empleo, cobertura sanitaria o pobreza, entre otros datos, publicó el Diario NY.

California cuenta con diez ciudades; Nueva Jersey con nueve y Florida con seis dentro de este ránking de las 50 más “miserables” que ha realizado el medio con base en datos de mil urbes recogidos en el Censo nacional.

Es Nueva Jersey la que copa los primeros puestos de la lista con las localidades de Passaic (4), Newark (5), Camden (8), New Brunswick (11) y Union City (15), mientras que entre las medias solo se sitúan las californianas Huntington Park (10) y Bell Gardens (14), la floridana Hialeah (13).

“A menudo, estas ciudades han sido devastadas por desastres naturales. Han debido enfrentarse a plagas y altas tasas de crimen. Sus economías han sufrido el colapso de la industria. También tienden a tener altas tasas de adicción”, reza el estudio.

En el primer puesto se encuentra Gary (Indiana), una antigua meca manufacturera donde solo la mitad de los 75 mil residentes tiene trabajo y el 36 por ciento vive en la pobreza, seguido por Port Arthur (Texas), al que han azotado huracanes varias veces, el último de ellos Harvey, en 2018.

La tercera ciudad es Detroit (Michigan), una de las más peligrosas del país, que sufrió un éxodo hasta los años 80 por el colapso de la industria y hoy cuenta con 672 mil residentes, de los cuales poco más de la mitad trabajan y el 38 por ciento son pobres.

La localidad de Flint (Michigan) está en séptimo lugar, acuciada un 41 por ciento de pobreza, el porcentaje más alto de la lista, y por una crisis de contaminación de plomo en el agua que se alarga desde 2014, problema que comparte con Newark (Nueva Jersey).