PUBLICIDAD

Salud

Cómo prevenir que una simple alergia se convierta en asma

Puede parecer una reacción común e inofensiva, pero no debemos descuidarnos

DPA

martes, 17 mayo 2022 | 12:14

DPA

PUBLICIDAD

Una persona que padece alergia al polen corre el riesgo de  desarrollar un asma. En este caso se habla de un cambio de fase, cuando la alergia se extiende desde las vías respiratorias superiores a las inferiores, es decir, a los pulmones.

Si el paciente afectado entra entonces en contacto con los alérgenos, no solo experimenta los síntomas típicos de la alergia, como moqueo y picor de ojos, tos y molestias en los oídos, la garganta, la faringe y el paladar, sino que también los bronquios de los pulmones se contraen de forma espasmódica, lo que puede provocar tos asmática y falta de aire. Asimismo es factible que se produzcan ataques de asma potencialmente mortales, según explica el profesor Christian Taube, de la Fundación Alemana del Pulmón.

PUBLICIDAD

Este médico recomienda por ello que quien sufra estas reacciones alérgicas, aparentemente inofensivas, concurra a un especialista en alergias y medicina pulmonar, dado que una terapia inmunológica puede ayudar a reducir gradualmente la alergia, e impedir de esta manera el eventual desarrollo del asma bronquial.

Según detalla la Fundación Alemana del Pulmón, la mayoría de los afectados por el asma bronquial deben tomar medicamentos a largo plazo o de manera permanente.

Pero estos medicamentos no solo alivian los síntomas respiratorios asmáticos, sino que también combaten las alergias como desencadenantes de procesos inflamatorios en las vías respiratorias superiores e inferiores, señala el profesor Taube.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search