OPINIÓN

Pusieron al ‘batito’ en su lugar, el suelo

Es Madero al que quiere Javier Corral de sucesor en la gubernatura. Entre los panistas es evidentemente el menos popular hacia esa nominación de la elección 2021

LA COLUMNA
de El Diario
jueves, 14 noviembre 2019 | 06:00

• Pusieron al ‘batito’ en su lugar, el suelo


• Ahora se convierte Pablo Héctor en ‘Lucho’ Castro


• ‘El Caballo’ en ‘iluminemos Juárez y Chihuahua’


• Austeridad gubernamental pega a la maquila


A finales de enero del 2018 fue obligado a salir corriendo de aquella tristemente célebre “caravana por la dignidad” en su paso por Torreón, Coahuila. 

Ahora dio la nota en el Senado de la República al ser superado en fuerza y técnica por un par de señoras senadoras que lo colocaron en el suelo mediante dos llaves clásicas del arte del pancracio, manita de puerco y candado al cuello.

Es el senador panista Gustavo Madero Muñoz, alias “El Bato”, su expresión infaltable por cada oración pronunciada.

Buscó “El Bato” infructuosamente entre varios congresistas opositores a Morena impedir el martes que tomara protesta Rosario Piedra Ibarra como nueva presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Por la razón de la fuerza fue inmovilizado y desactivada su enjundia completamente.

Es Madero al que quiere Javier Corral de sucesor en la gubernatura. Entre los panistas es evidentemente el menos popular hacia esa nominación de la elección 2021. Toda su actividad “promocional” se reduce a acciones como la de Torreón y la del Senado. 

Con panchitos busca llamar la atención, pero ya vimos, no los ejecuta ni con mediano éxito. En la versión digital de La Columna presentamos la secuencia de fotos sobre la facilidad con la que las senadoras (Martha Guerrero, de 70 años, la que le aplicó llave al cuello y lo tumbó) lo pusieron fuera de combate y literalmente fuera de cámaras.

Antes de llegar a Senado por la vía plurinominal, o primera minoría, Madero fungió en el Gobierno estatal prácticamente como vicegobernador mediante la coordinación de gabinete que ocupó con Javier Corral. Usó todo el tiempo y todos los recursos en imponer funcionarios públicos y manipular las finanzas estatales en su rubro de deuda con las instituciones bancarias. Casi 20 mil millones de pesos han sido pagados en comisiones e intereses.

No hay en el historial del senador una sola acción que haya beneficiado a los chihuahuenses en general, menos a los juarenses específicamente... puro beneficio personal y alborotos, como el del Senado.


***

De Guatemala a no sabemos qué en el Consejo de la Judicatura del Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

Apenas se quitó el presidente del órgano judicial estatal, Pablo Héctor González, el yugo de la exconsejera Luz Estela Castro, y empezó para su beneficio la misma escuela de la consejera corralista recientemente relevada.

Ayer fue la primera sesión pública en la tormentosa corta vida del Consejo.

Entre las trivialidades abordadas fue infiltrado un tema sustancial de los que antes eran patente exclusiva de la ahora exconsejera Castro, la designación de funcionarios según el antojo personal, o del patrón gobernador Corral.

Esta vez fue Pablo Héctor quien indudablemente originó el nombramiento del nuevo secretario técnico de la Judicatura, Óscar Jasso, aquel exsecretario particular afamado por quitar y poner personal entre todas las oficinas del Tribunal.

Tratándose de un cargo que implica no únicamente un sueldo aproximado a los 100 mil pesos mensuales, el presidente del Consejo-Tribunal, consejeros y hasta el resto de los magistrados, debieron por lo menos tapar el ojo al macho y buscar entre los perfiles más adecuados del Poder Judicial al nuevo “secretario técnico”, o administrador.

Jasso ha tenido como único mérito previo ser chalán del presidente del Tribunal desde que este era únicamente magistrado, o antes, pero hasta ahí.

Ningún aire fresco de los que se creyeron llega con esas conductas al Poder Judicial.


***

Resulta que Alfredo “El Caballo” Lozoya se está colando sin querer queriendo a las entrañas de los proyectos de alumbrado público impulsados por los dos municipios “mayores” del estado, Chihuahua y Ciudad Juárez.

“La capital del mundo” fue contemplada por el Instituto Estatal Electoral (IEE) para formar parte del Consejo Consultivo de Participación Ciudadana que tendrá posibilidad de opinar sobre el plebiscito que llevará a cabo Chihuahua sobre su plan de alumbrado públicó; y el correspondiente a esta frontera, en fecha futura.

Hoy habrá sesión sobre el tema en las instalaciones del IEE y debe esperarse que ahí esté el alcalde parralense con sus infaltables asesores para todo.

No es difícil de explicar la llegada de Parral a ese “órgano ciudadano”. El alcalde Lozoya ha trabajado con paciencia la fiesta en paz con el voluble gobernador, Javier Corral, y es este quien lo sostendrá ahí para lo que se ofrezca mientras son desarrollados los plebiscitos.

¿Es bueno o es malo políticamente hablando para el edil aspirante a gobernador? Ya lo sabremos según su desempeño y manejo en los siguientes días. Un padrino como Corral en estos momentos, y más en meses venideros, es y será una carga para cualquiera.


***

La llevada y traída austeridad gubernamental no ha generado efectos positivos salvo los que se presumen con fines publicitarios. El clásico hacer más con menos no funciona en los gobiernos.

Gastar eficientemente es lo que deben hacer municipios, estados y Federación, no evitar el gasto, pues gastar de forma racional e inteligente es función esencial de la administración.

A nivel nacional Luis Aguirre Lang, dirigente de índex, junto con los líderes locales de la industria manufacturera en Chihuahua, Luis Carlos Ramírez y Pedro Chavira, han puesto el dedo en la llaga por esa austeridad que presumen los gobiernos como base fundamental su actividad. 

El error puede verse en este sector afectado por los tiempos y procesos de la exportación, ante la falta de personal en la Secretaría de Hacienda, en la gerencia local del Servicio de Administración Tributaria y la Administración de Aduanas.

Las entregas justo a tiempo, que le dan valor a la industria maquiladora chihuahuense, se han puesto en jaque por esa falacia de la austeridad, marca fatal de los gobiernos de estos tiempos.

La administración pública basada en recortes ya le pega a los tiempos de producción. También le pega la inseguridad, la inestabilidad política y social, la falta de servicios eficientes, pero nada como una tramitología tardada para la exportación. 

Si no se corrige a tiempo esa desatención federal, el impacto al sector podría ser mayor. Por ahora hay estancamiento, que se puede ver en la rezagada generación de empleo en lo que va del año, pero las consecuencias pueden ser peores.

La industria manufacturera de exportación da cerca de 450 mil empleos en el estado, de los cuales casi 300 mil corresponden a la maquila juarense. De ese tamaño son los riesgos que trae la cacaraqueada austeridad.