OPINIÓN

¿Por qué eligieron Juárez-El Paso para una crisis?

El problema ha sido detonado por la decisión de EU de utilizar a sus agentes de aduanas en la estrategia de contención de la inmigración ilegal, en vez de usarlos en los trámites para el cruce internacional

LA COLUMNA
de El Diario
lunes, 15 abril 2019 | 06:00
|

• ¿Por qué eligieron Juárez-El Paso para una crisis?


• Maru avanzó pero le faltaron empresarios


• ‘Bigotón’ impulsó al pariente a la CEDH


• Colaborador violento arma borlote a senadora


El sector manufacturero es sin duda de los más afectados por la crisis fronteriza en las exportaciones, paralelamente también los transeúntes y conductores de vehículos de pasajeros.

El problema ha sido detonado por la decisión de Estados Unidos de utilizar a sus agentes de aduanas en la estrategia de contención de la inmigración ilegal, en vez de usarlos en los trámites para el cruce internacional.

Es para el sector maquilador precisamente donde no se han disipado las dudas de por qué fue elegida la región Juárez-El Paso para generar esta crisis, desatendida por los gobiernos federales y locales de ambos lados de la frontera.

Porque no fue casualidad; fue una elección, y para colmo ideada para hacer una crisis duradera.

Que si es el mensaje de Estados Unidos hacia México por la falta de acciones para evitar la migración o son los inevitables roces que surgen entre dos administraciones similares en la extravagante actuación de sus titulares, como la de Trump y el tabasqueño; o que si es el reflejo de las malas relaciones del Gobierno de Javier Corral con el de Andrés Manuel López Obrador.

Todas son especulaciones y resultan válidas, pero no explican por qué fue la frontera de Chihuahua, que concentra el siete por ciento de la maquiladora exportadora del país, la elegida para generar el caos.

Ante eso, la Asociación de Maquiladoras Índex no ha logrado identificar cuál es el botón correcto que debe presionar para arribar a una solución.

Lo intentaron a nivel local y las autoridades norteamericanas prácticamente se rieron, pues la crisis era de la frontera hacia el sur, no representaba problema alguno para ellas.

Escalaron hacia la secretaria de Innovación y Desarrollo Económico, Alejandra de la Vega, quien pudo presionar un poco junto con su marido republicano Paul Foster, en el sector privado paseño, pero no alcanzaron a llegar los reclamos hasta Washington, al menos hasta ahora.

A nivel federal nadie ha hecho caso, pues la representación que existe en Chihuahua del Gobierno de López Obrador concibe el poder como el mero repartidero de becas, con sus respectivas fotos para el Face.

El fin de semana el presidente nacional de Índex, Luis Aguirre Lang, llevaba el tema en la agenda de una reunión con funcionarios de Economía, Relaciones Exteriores y la Presidencia de la República, pero tampoco hubo mucha voluntad de acompañar la presión que ejerce este sector productivo.

Es más fácil que Trump atienda la propuesta de poner más agentes de CBP, a que haya algún tipo de entendimiento y colaboración con los gobiernos de México.

***

Para la cena que no llegó a cena en el Hotel Lucerna no sabemos con precisión la conclusión que se llevó a Chihuahua María Eugenia “Maru” Campos, la alcaldesa de aquel municipio que tuvo incursión en Juárez entre viernes y sábado para ir haciendo algo de presencia rumbo a su participación en la contienda por la gubernatura 2021.

El evento en el conocido hotel fue organizado por el exregidor panista y empresario Gustavo Muñoz Hepo, y la exdiputada azul juarense, hoy en la nómina de la alcaldía chihuahuita. Metieron de testiga de honor a la legisladora local Marisela Terrazas. Quiso pasar el encuentro como rigurosamente secreto.

Fue presentado el evento con unos 50 empresarios pero en realidad sólo acudieron unos 15; se quedaron muchas sillas vacías, fue la observación generalizada.

Estuvo el presidente de Coparmex, Eduardo “Lalo Ramos”, quien se mostró interesado en los temas de seguridad, desarrollo económico y “Chihuahua iluminado” que presentó Maru, pero al menos dos veces pidió al piso abrirse y desaparecer cuando fueron abordados temas partidistas. Alguien escuchó incluso que aclaró a la alcaldesa su interés por oír planes y acciones de gobierno pero no asuntos partidarios.

El sábado hubo otra encerrona tempranera pero ya con todos los líderes del Yunque que encabeza en Juárez Carlos Marroquín. Fungen como operadores de Maru en Juárez. La reunión fue en el domicilio de Carlos.

En el Cibeles hubo aplausómetro y se lo llevó la alcaldesa a pesar de la presencia del dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, y el gobernador Javier Corral.

Era la intención. Los guiños de Maru fueron para el líder del comité municipal, Joob Quintín.


***

El perfil gris que los diputados locales eligieron para la Comisión Estatal de Derechos Humanos es el primo lejano del presidente saliente, José Luis Armendáriz.

El ómbudsman por 11 años, el del bigote al estilo de Emiliano Zapata, ayudó a su pariente Néstor Manuel Armendáriz Loya allá por el año 2003, jalándolo a la CEDH, donde el saliente había comenzado a hacer carrera en el año de 1999.

Ya hasta le sacaron el árbol genealógico al nuevo presidente de la comisión y a su antecesor.

El abuelo de Néstor Manuel, José de la Luz Armendáriz Villalobos, era primo de José de la Luz Armendáriz Yrigoyen, abuelo del ómbudsman saliente, quien nació en 1970 en Saucillo, un año antes de que viera la luz su ahora sucesor, en Guachochi.

También comparten algún parentesco por el lado de los González.

El caso es que de los 16 años que tiene Néstor Armendáriz en la CEDH, en 11 ha estado de presidente el que hoy entrega el cargo al pariente y antes lo ayudó a ingresar a la comisión, a cargo de una oficina, cuando se desempeñaba como agente del Ministerio Público en Cuauhtémoc.

Tampoco hay mucho de qué espantarse por la relación familiar al interior del dizque autónomo organismo.

En tiempos de Leopoldo González Baeza como presidente, estaba como visitador José Ángel Gurrea Luna, quien a su muerte prácticamente le heredó el cargo a su hijo, Iván Paz Gurrea Realyvázquez.

En fin, los ganones son los Armendáriz, uno se queda con el puesto del otro y el saliente sigue en el top de las menciones para un cargo en la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez.

De los grandes perdedores ni hablar, ellos siguen en picada y se quedaron con las ganas.


***

Para no dejar el tema de la CEDH, otro apunte llega del ala rebelde de los derechohumanistas. Néstor Armendáriz es amigo del sacerdote jesuita Javier “Pato” Ávila, desde los tiempos en que fue visitador en Cuauhtémoc.

Al caerse de la terna de la oficial, Néstor buscó apoyo en “El Pato”, a su vez consejero del gobernador Javier Corral, para ser tomado en cuenta como alternativa.

No estaba en el escenario siquiera la terna alterna que se dio finalmente, así que mucho menos aparecía el nombre enlistado hasta la discusión de último momento en la Torre Legislativa el pasado viernes.

Tronó la primera terna en la que Corral, “Lucha” Castro y el PAN no pudieron sacar a Irma Villanueva; luego tronó la segunda terna. Y Armendáriz, si bien no era propiamente la apuesta oficial, al menos ahí estaba como punto medio entre una derrota mala y una derrota pésima. El ocaso adelantado de Corral.


***

Le fue mal a la senadora morenista Bertha Alicia Caraveo en la inauguración de su oficina de enlace en Juárez, en la que dejó a cargo a José Luis Chávez Viguera.

En medio de la ceremonia se apareció un alumno de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, al que Chávez Viguera reclamó por haber acosado a su hija, Andrea Chávez, quien a su vez es asesora de la senadora Caraveo Camarena.

En el desencuentro participó además una mujer que acompañaba al joven, a la que Chávez amenazó con golpearla si intervenía.

El encargado de la oficina de la senadora es maestro de la UACJ y ya ha tenido antecedentes violentos. Hace un par de años agredió a un deportista en un juego en el gimnasio universitario.

Ahora nomás le robó los reflectores a su jefa.