OPINIÓN

La parábola de la manada y el lobo solitario

Corral Jurado es el jefe político de ambos regidores; ambos le deben sus cargos a él y a la vicegobernadora, Lety Corral

LA COLUMNA
de El Diario
miércoles, 12 junio 2019 | 06:00
|

• La parábola de la manada y el lobo solitario


• Pedro, Ruth y Tapia al bando independiente


• Muestra la 4T su amor con el presupuesto


• Blindaje al alumbrado de Maru y Cabada


El brazo izquierdo extendido y la mano depositada con familiaridad sobre el hombro derecho de Enrique “Quique” Torres no son suficientes para interpretar el diálogo del gobernador Javier Corral con el regidor panista y con su compañera también edil, Amparo Beltrán, quien cierra el círculo de la plática aparentemente informal sostenida entre los tres el lunes en el Pueblito Mexicano.

La fotografía correspondiente que presentamos en la versión digital de La Columna habla por sí misma de la confianza entre el gobernador y los dos regidores pero la frase-parábola de Amparo en su muro de Face, deja claro que el tema abordado tiene que ver con el conflicto que los enfrenta a la dirigencia municipal de su partido encabezada por Joob Quintín Flores.

“En el invierno, el lobo solitario muere. La manada sobrevive”, escribió Amparo con laconismo de novela policiaca.

Corral Jurado es el jefe político de ambos regidores; ambos le deben sus cargos a él y a la vicegobernadora, Lety Corral. Joob pertenece a otra tribu hacia el interior del blanquiazul; su fuerza es tanta que obtuvo su triunfo a pesar del gobernador, sus regidores y todo el disminuido aparato del Gobierno estatal.

“La manada” quedó mayormente dividida cuando los regidores votaron en el Cabildo por el “Juárez Iluminado” sin tomar en cuenta a sus jefes internos, los miembros del Comité Municipal, que luego procedieron a una sanción con alcance de propuesta para el Comité Estatal: suspensión de derechos internos por tres años.

Javier Corral pretendió regañar a Joob pero también ahí el gobernador tiene perdida la autoridad política. Le queda el control del PAN estatal. Seguramente ahí resolverán en favor de los ediles pero luego irá el caso al Comité Nacional, donde Quintín goza de respaldo incondicional.

Así que el encuentro informal de la foto en Pueblito Mexicano fue de: “muchachos, no pasa nada”... Pero es claro que ha iniciado el invierno para los lobos solitarios, a menos que permanezcan en el calorcito de otra manada, la independiente. Con Corral ya no hay más futuro que la mala fama de un gobierno fallido.


***

Hubo sorpresa para quienes observaron entrar y salir al panista Pedro Martínez Cháirez de la Secretaría Técnica que jefatura en la independiente alcaldía el expriista Víctor Valencia de los Santos.

Una primera vez de Pedro con Valencia fue vista como normal pero dos y hasta tres ya no.

Supimos luego que tanto el funcionario municipal como su jefe, el alcalde Armando Cabada Alvídrez, han guardado con lógico celo la adquisición del exdiputado blanquiazul para su causa.

Una rascada más al tema descubrimos que también figuran en la lista del equipo independiente la expriista Ruth Ayala y la exregidora también tricolor, Laura Tapia, hija del aclamado “operador electoral”, el profe César Tapia.

Unos se fueron pero otros como ellos se integran. Los Loaeza-Balderrama-Canizales excedieron su confianza y quisieron imponer el estilo de jugar con varios bandos a la vez, colocaron el proyecto independiente al borde del precipicio, fueron sacados del equipo y poco a poco están llegando suplentes como los mencionados en el párrafo anterior y nuevos cuadros ya formados cuyos nombres y datos personales guardan Cabada y Valencia con resistencia de soldado japonés torturado.

Hay que ver nomás cuáles serán o son las funciones de Ayala, Pedro y Laura específicamente en la Secretaría Técnica. Debe ser más que levantar listados en el territorio electoral.


***

Aunque la cantaleta de que la Federación no envía los suficientes recursos es repetida por el gobernador Javier Corral y algunos de sus secretarios, los de la Cuarta Transformación aportan algunos datos de los que tiene Andrés Manuel López Obrador.

No son “otros datos”, como dice el presidente, sino los que aparecen en el Presupuesto de Egresos 2019 y los documentos de su ejercicio en los meses que lleva el año.

De ejemplo ponen el Fondo de Aportaciones Múltiples, destinado a asistencia social e infraestructura educativa. Creció 8.9 por ciento en el primer trimestre del año, para situarse en 6 mil 685 millones de pesos para todas las entidades.

Guanajuato, Nayarit y Chihuahua fueron los estados con mayor incremento, pues superaron en más de 20 por ciento los recursos recibidos en 2018.

Claro que hubo entidades con mayor marginación y matrícula escolar que absorbieron cantidades más grandes que las de estados menos poblados, como Chihuahua, pero proporcionalmente dichos estados tuvieron más recursos que en ejercicios pasados.

El centralismo fiscal sigue siendo un grave problema para el país. Pero con las complejas fórmulas de repartición de recursos, ha logrado doblegarse un poco en esta administración.

Que eso no se reconozca por entidades tradicionalmente alejadas del centro y marginadas, no abona a las relaciones ideales que le convienen a los estados y a la Federación. Menos que un día sí y otro también, un gobernador y sus secretarios avienten las culpas al pasado y responsabilicen a otros niveles de gobierno.


***

Todo mundo espera que hoy, al reunirse la Comisión de Hacienda del panista Jesús Valenciano, salgan los dictámenes para los proyectos de alumbrado de los alcaldes Armando Cabada y Maru Campos.

Se habla de que en la Comisión habrá mayoría a favor de sacarlos con los votos de Valenciano, Alejandro Gloria, del Partido Verde; y Rocío Sarmiento, de Movimiento Ciudadano, para doblegar a Miguel Ángel Colunga de Morena y a Misael Máynez, de Encuentro Social.

Pero la realidad es que todavía no se pueden contar los votos dentro de la Comisión y menos del Congreso del Estado en general.

En suma, no habrá dictamen todavía para el independiente Cabada ni para la panista Campos Galván.

Lo que sí habrá será el avance de un blindaje, con modificaciones mediante transitorios a las propuestas de los presidentes municipales, a fin de darle transparencia absoluta y abaratarlos lo más posible, todo con criterios estrictamente técnicos.

Al interior de la Comisión y de la Junta de Coordinación Política del Legislativo es el acuerdo: trabajarlos con voluntad, blindarlos, amarrar las manos que sean necesarias para que al final queden proyectos claros, sin la mínima ambigüedad.

Y a partir de ahí buscar los consensos con los diputados. Tanto los operadores de Maru como los de Cabada han hecho su trabajo aclarando todo lo que han solicitado.

Los votos de la bancada del PAN y aliados están puestos con ambos alcaldes; los de Morena parecen divididos, pero con tendencia en contra, igual que los de Encuentro Social.

Los sufragios de los legisladores de Movimiento Ciudadano, Lorenzo Parga y Rocío Sarmiento, dependen en gran medida del alcalde parralense Alfredo “El Caballo” Lozoya, en tanto que los priistas Rosy Gaytán y Omar Bazán esperan a ser convencidos; y el del petista Rubén Aguilar depende de la línea de su hija Lilia, funcionaria de la Secretaría de Gobernación.

Después de conocerse el blindaje que imponga la Comisión de Hacienda, será un buen momento para definir hacia dónde se orientan los votos, ya sin pretextos y sin cuestionamientos huecos.