Opinion El Paso

Estatus R1 de UTEP beneficiará a región

-

Diana Natalicio / Rectora de UTEP
sábado, 19 enero 2019 | 20:43

Durante los últimos 30 años, la Universidad de Texas en El Paso (UTEP) ha experimentado un crecimiento sin precedentes en sus instalaciones, programas académicos y matrícula. Este crecimiento es el resultado directo de nuestro éxito en la articulación de una visión y misión clara y audaz, y en la búsqueda de nuestros objetivos mediante estrategias ágiles y altamente intencionadas.

Nuestro principal objetivo fue crear auténticas oportunidades educativas de la más alta calidad para toda la juventud talentosa de esta región para quienes UTEP representa un camino —quizás el único camino— hacia un mejor futuro para ellos y sus familias. Para alcanzarlo, sabíamos que teníamos que establecer dos objetivos adicionales: construir un enorme portafolio de investigación con financiamiento externo e incrementar el número de programas de doctorado que ofrecemos. Y lo logramos: los gastos anuales de investigación han aumentado de 6 millones de dólares a 95 millones de dólares, y nuestro único programa de doctorado creció a 22.

También hemos alcanzado una extraordinaria meta —A UTEP le fue otorgada una codiciada designación R1 (como una destacada universidad de doctorado con una alta actividad de investigación) en la Clasificación Carnegie, convirtiéndola en una de tan solo 130 universidades –entre 2 mil 883 instituciones de educación superior de todo Estados Unidos que ofrecen programas de cuatro años de estudio– que han logrado alcanzar esta prestigiosa distinción.

Esta distinción R1 es una sólida confirmación del éxito de UTEP en el cumplimiento de su misión innovadora de acceso y excelencia. También, confirma el prestigio de los investigadores que forman parte de la facultad de UTEP.

Pero UTEP no es la única beneficiaria de este prestigioso reconocimiento. Más allá de las fronteras del campus, la designación R1 brinda mayor prominencia a toda la región del Paso del Norte y mejora nuestra capacidad para atraer a estudiantes, profesores y empresas de alto calibre al área, lo que, a su vez, se suma a nuestra competitividad para atraer fondos adicionales para la investigación y oportunidades de desarrollo económico.

La facultad de UTEP desempeña un papel clave en el éxito de UTEP, con su sólido y firme compromiso de alcanzar la excelencia a través de una actividad de investigación altamente competitiva, mientras permanecen enfocados en su mutua responsabilidad de fomentar el acceso a los estudiantes.

En meses recientes, el doctor Igor Almeida, profesor de ciencias biológicas, recibió un subsidio de cinco años y 6 millones de dólares de los Institutos Nacionales de la Salud para un estudio de ensayo clínico: “Nuevos regímenes de quimioterapia y biomarcadores para la enfermedad de Chagas”.

La doctora Thenral Mangadu, en la Facultad de Ciencias de la Salud aseguró 5 millones de dólares en subsidios del Departamento de Salud y Servicios Humanos en áreas tales como abuso de sustancias, enfermedades y trastornos mentales, agresión sexual, y violencia doméstica y en el noviazgo.

La doctora Ann Gates, presidenta del Departamento de Ciencias de la Computación, recibió un subsidio de 9.9 millones de dólares de la Fundación Nacional de Ciencia para avanzar en el trabajo de una alianza informática con instituciones de servicio a hispanos, la cual está conformada por más de 40 instituciones y organizaciones públicas y privadas de todo Estados Unidos. 

El estatus R1 de UTEP establece las bases para más oportunidades de financiamiento para la investigación y colaboraciones que conduzcan a la creación de empleos regionales. Por ejemplo, Aconity3D, uno de los líderes mundiales emergentes en tecnología en la producción de equipos de impresión 3D, ha establecido recientemente su sede en Norteamérica en El Paso, creando empleos de alto nivel para los estudiantes de UTEP y avanzando en la tecnología a través de una investigación significativa que involucra a UTEP, Aconity3D, dependencias gubernamentales y a la industria. 

UTEP se siente energizada para buscar otras nuevas y emocionantes oportunidades que surgirán tras la designación de primer nivel de la Clasificación Carnegie, y esperamos trabajar con líderes cívicos y empresariales para mejorar la prosperidad y la calidad de vida de la región de Paso del Norte.