Local

Siguen menores graves por reto viral

Se dispararon siguiendo presuntamente un reto viral llamado "No Lackin Challenge"

Víctor Hugo Valdovinos
martes, 04 junio 2019 | 06:00

Nuevo Casas Grandes.- Los dos menores de edad que se debaten entre la vida y la muerte luego de dispararse con una pistola dentro de un domicilio en la colonia Nuevo Triunfo en Nuevo Casas Grandes supuestamente al cumplir un reto a través de redes sociales la madrugada del domingo son reportados en condición crítica.
La Fiscalía del Estado en la zona norte (FGE) confirmó que Mario Edel C.S. de 14 años se encuentra hospitalizado en la clínica 66 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)  y Juan Pablo A.S. de 13 años de edad que se encuentra en la clínica 35 del IMSS continúan en la unidad de terapia intensiva y los dos serán intervenidos por sus heridas en la cabeza.
El hecho ocurrió dentro de una vivienda ubicada en la calle Pablo Gómez a la altura del libramiento sur Luis R. Blanco a alrededor de la 1 de la madrugada.



Los dos menores presentan lesiones por arma de fuego en la cabeza. Las primeras investigaciones muestran que ambos heridos se dispararon presuntamente siguiendo un reto que se viraliza entre los jóvenes en las redes sociales y que incluso provoca que se atente contra su integridad llamado ‘No Lackin Challenge’.
Este ‘juego’ o reto consiste en que dos personas que coinciden en lugares que van desde la calle, un bar o un supermercado y cuando están cara a cara cada uno de ellos exhibe un arma. Se apuntan a la cabeza a muy pocos metros de distancia entre ellos y mantienen esa pose durante varios segundos. Una tercera persona graba la escena y en teoría el enfrentamiento armado tiene que acabar sin disparos.
El reto del desafío sorpresivo se anuncia como una especie de adiestramiento. Los que lo ponen en practica afirman que es una manera divertida de aprender a sacar con rapidez un arma de cara a defenderse ante la posibilidad de una amenaza real.
Este ‘juego’ con armas de fuego reales ha inundado las redes sociales, sobre todo en Estados Unidos donde se han presentado casos similares. En Memphis, Tennessee, en enero pasado murió uno de los participantes al reto luego de que su acompañante presionara el gatillo del arma accidentalmente.
En Nuevo Casas Grandes, Juan Pablo A.S. de 13 años y Mario Eder C.S. de 14 años, ambos estudiantes de secundaria y amigos, aprovecharon la madrugada del pasado domingo que los padres de uno de ellos lo habían dejado solo para reunirse ambos en ese domicilio del 3706 de la calle Pablo Gómez en la colonia Nuevo Triunfo, donde pactaron quitarse la vida.
Para tal fin, los adolescentes usaron un arma calibre 22 que uno de ellos le robó a su padre junto con el vehículo, de modo que cuando la madre de uno de ellos regresó de una fiesta de quince años, encontraron a los amigos gravemente lesionados, uno de ellos en el frente de la casa y el otro en el patio trasero de la vivienda.
Al momento la FGE espera la recuperación de los jóvenes para poder esclarecer el caso pues uno de ellos alcanzó a ser entrevistado consciente y se limitó a decir que “el otro se quería suicidar”, por lo que hay más de una línea de investigación en el caso.