Originarios de NCG mostraron sus habilidades

Artífices directos de la imbatibilidad del cuadro universitario

Jaime Porras Gallardo
viernes, 12 abril 2019 | 06:00

Nuevo Casas Grandes.- En la obtención del título de beisbol para asistir a la Universiada Nacional, el equipo de beisbol de la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH) contó en sus filas a tres  jugadores oriundos de esta ciudad: Iván Hernández Ortiz, Gerardo Reyes Reza y Paul Rubio Galaz.

Artífices directos de la imbatibilidad del cuadro universitario que los avanzó sin conocer la derrota a la etapa Nacional misma que se desarrollará en el mes de mayo en Mérida, Yucatán, los originarios de NCG siguen demostrando su calidad beisbolera en la mayoría de las ocasiones en las que son requeridos.

El caso de Iván, fino lanzador zurdo que ya ha tenido muchas oportunidades para prolongar la dinastía de Felipe “El Zurdo” Hernández veterano de mil batallas en los montículos, tuvo la confianza del timonel de la UACH,  Pablo Tamez para estar en la loma de las responsabilidades en tan especial ocasión: la gran final.

En base a ello, se mantuvo firme teniendo una buena actuación tras diseminar sólo tres imparables ponchando a siete y concediendo una base por bolas en siete entradas completas nada menos que ante uno de sus principales rivales deportivos: los Indios de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.

A la ofensiva también estuvo en este importante partido, Gerardo Nomar Reyes Reza quien pese a su corta carrera en la práctica del Rey de los Deportes, ha destacado a la hora de verdad con el madero durante todo el tiempo que ha estado enrolado en esta práctica deportiva combinando su talento también como lanzador, y en este aspecto estamos hablando desde las categorías infantiles, juveniles y ahora en el beisbol de 1ª fuerza y universitaria.

Junto con Raúl Delgado, Reyes Reza hijo de quienes han estado siempre al tanto de su crecimiento en todos los aspectos (Ruth y Gerardo), quien con su incondicional apoyo ha ido dejando huella en el beisbol local y ya también a nivel estatal y nacional.

En calidad de relevista de lujo en el resto de los episodios hasta conseguir la blanqueada, Rubio Galaz quien no cabe duda que ha sabido a bien aprovechar todas las enseñanzas de sus manejadores, pues ha llegado a mantener un gran control sobre el montículo que cada vez, afianza su calidad defensiva a grado que igual, inspira mucha confianza en su desempeño en el terreno de las acciones.

El terminó las restantes dos entradas maniatando a la ofensiva de sus acérrimos enemogos en el ámbito beisbolero, de toda una dinastía en este deporte, este juvenil prospecto, mantiene una regularidad impresionante en su brazo izquierdo, para seguir siendo un serpentimero como sus compañeros, con un prometedor futuro.

Así pues, hay que esperar que el tiempo siga su marcha para ir disfrutando y compartiendo sus logros pues cada uno de ellos es todo un referente que ha emanado de un nutrido grupo de jóvenes que iniciaron en las escuelas locales de donde se espera emerjan muchas promesas más, para bien de ellos y de nuestro beisbol así como de los Faraones… en donde seguramente seguirán haciendo historia.