string(59) "choca--vivienda-por-huir-de-otro-accidente-20190310-1488233"
Nuevo Casas Grandes

Choca vivienda por huir de otro accidente

Un familiar de ella se presentó y se responsabilizó por los daños materiales

Víctor Hugo Valdovinos
lunes, 11 marzo 2019 | 06:00

Nuevo Casas Grandes.- Por huir de un choque que había provocado, una mujer acompañada de su niña terminó incrustada en una vivienda metros adelante, en hechos registrados ayer en la mañana en calles de la colonia Villahermosa, donde afortunadamente no resultaron personas lesionadas de gravedad, por lo que ninguno de los involucrados fue hospitalizado.

De haberse quedado a arreglar el primer choque, la mujer hubiera tenido que costear alrededor de 5 mil pesos, pero por tratar de escapar del lugar de los hechos y aún sin tomar bien el control del volante, terminó pagando otros 10 mil por las reparaciones a la casa a la que le destrozó parte de la estructura y de la barda, además de otros 7 mil pesos por recuperar su unidad y las multas que se le acumularon debido a sus infracciones cometidas.

Fue a las 10:32 de la mañana cuando la conductora identificada como Judith J.B. de 23 años, circulaba por la avenida Emiliano Zapata a exceso de velocidad en un sentido de oriente a poniente, a bordo de una camioneta tipo pick-up de la marca GMC de la línea Sierra, de doble cabina, modelo 2007, de color gris y sin placas de circulación.

Esta conductora quien al momento de pedírsele sus documentos no presentó tampoco licencia de manejo, al momento de llegar al cruce con la calle Nicolás Bravo, omitió la luz roja del semáforo y se pasó sin hacer el alto obligatorio.

En la maniobra, la mujer quien iba acompañada de su hija, terminó impactándose contra el frente de un automóvil de la marca Plymouth 1995 de color guinda, modelo 1995 y también sin placas de circulación, el cual conducía Manuel Adrián G.A. de 42 años, el cual tampoco presentó licencia de manejo.

En ese primer impacto cada vehículo salió proyectado en otra dirección y mientras el afectado se detuvo, la infractora intentó reanudar su camino ya por el carril contrario y terminó subiéndose a la banqueta e incrustándose contra una vivienda a la que le derribó su barda de concreto y su malla ciclónica usada como cerco.

No obstante los daños materiales y por los que las autoridades de la Dirección Municipal de la Policía Vial iban a ordenar su arresto para consignar el caso a un agente del Ministerio Público, un familiar de ella se presentó y se responsabilizó por los daños materiales, de modo que se le retiraron los cargos y el asunto quedó finiquitado.