Aprende a preparar pizza casera

Anímate y prepara en casa una pizza; un experto te guía paso a paso, desde cómo elaborarla, hasta elegir el maridaje perfecto

El Diario de Juárez
Domingo, 02 Diciembre 2018 | 04:16

Ciudad de México— La pizza es uno de los platillos favoritos a nivel mundial; sin importar la edad que tengas, es imposible resistirte a una rebanada, publicó El Universal.
México es el segundo consumidor de esta famosa receta italiana, después de Estados Unidos. Por ello, no te quedes con el antojo y aprende a preparar en casa la mejor pizza, de manera rápida y sencilla. “En la mayoría de los supermercados encontramos todos los ingredientes necesarios para prepararla; cada vez hay mayor apertura y encontramos marcas nacionales e internacionales, ya es cuestión de gustos. Hacer una pizza no tiene ningún secreto; lo principal es comprar la harina correcta, existe desde la cero, doble cero y hasta cinco ceros, según sea la refinación; les recomiendo la doble cero, que es más fina en cuando a molido y es ideal”, aseguró Mario Miele, chef italiano, propietario de La Piccola Trattoría en CDMX.

Cocina la mejor pizza
De acuerdo con el también juez del Campeonato Mexicano de la Pizza, el primer paso es hacer la masa, cuyos ingredientes son agua, sal, levadura, aceite de olivo y harina de trigo, los cuales hay que amasar a mano durante diez minutos, aproximadamente, hasta obtener la consistencia deseada. “Quizá, lo más complicado es la fermentación, nosotros en el restaurante hacemos una fermentación de 30 horas para la pizza, pero ustedes pueden esperar un mínimo de seis horas para que se logre. “Para la fermentación, dividir la masa en pequeñas bolitas, tapar con un trapo y dejar que haga el proceso; posteriormente (con las manos) extender la masa de manera redonda, cuidar que la superficie, específicamente al centro, quede delgada, empujar el aire a los bordes, el cual no debe medir menos de dos centímetros, así los ingredientes no saldrán”, indicó. Sin duda, en el mercado existen infinidad de pizzas, de diversos sabores, para todos los gustos; desde las más tradicionales, hasta las más exóticas, pero Miele aconseja que no se abuse en los ingredientes. Con tres o cuatro es suficiente para disfrutarla mejor; por ejemplo, empezar con la clásica Margarita, que lleva albahaca, mozzarella y pomodoro. Hay que precalentar el horno a 200 grados,  posteriormente meter la pizza, estar al pendiente que la masa esté bien dorada y el queso fundido.

Evita errores
Así como preparar una pizza es sencillo, de igual modo puedes caer en errores; por ello, Miele te dice cuáles son, para que los evites y la disfrutes mejor. “Existe la mala costumbre de siempre querer que las rebanadas estén firmes; físicamente eso no es posible, una pizza artesanal siempre será suave y se doblará al agarrarla. La única manera de que esté firme, como las que venden en las pizzerías de cadena, es porque le añadieron químicos. “No le pongan piña, sin duda, la hawaiana es la más vendida a nivel mundial; es muy popular, pero la pizza no lleva ese ingrediente. En mi caso, hago una versión con pera y queso gorgonzola, es una receta mejor pensada, balanceada y que al comensal le agrada”, reconoce.
En cuanto al maridaje, el chef afirma que la mayoría opta por una cerveza, que está bien, o un vino tinto; sin embargo, un blanco la acompaña mejor, ya que no compite con los sabores y el tinto puede llegar a opacarla. Por eso, la siguiente vez que la coman prueben con un blanco, el resultado les encantará. Y quizá una costumbre que todos comparten, es poner infinidad de condimentos a la pizza antes de probarla, ya sea picante, salsa inglesa, hojuelas de chile o salsa de tomate, acción que Miele recomienda evitar. En su lugar, lo ideal es probar la pizza tal cual sale del horno. Finalmente, el experto invita a los comensales a que no etiqueten a la pizza como un alimento rico en calorías, ya que todo depende de cómo la prepares y con qué la acompañes, ahí radica la diferencia. “Una Margarita puede tener entre 800 ó mil calorías, pero cuando preparan con infinidad de ingredientes, una mezcla de carnes frías, quesos, frijoles, frutas o mariscos, el resultado puede ser más de 2 mil calorías. Intenten comer aquellas que no tengan una masa tan gruesa o acompáñenla con alguna ensalada”

1. Para la masa. Mezcla en un bowl un litro de agua, un kilo y medio de harina, 60 gramos de sal fina, seis gramos de levadura fresca y 20 mililitros de aceite de olivo.

2. Integra muy bien todos los ingredientes y amasa de 15 a 20 minutos, hasta obtener una consistencia elástica. Si la masa te queda un poco blanda y pegajosa, puedes añadir un poco más de harina hasta lograr la consistencia deseada.

3. Divide en piezas de 280 gramos y forma una bola grande. Coloca la bola de masa en una charola, cúbrela con un trapo limpio y deja fermentar por seis horas.

4. Extiende la bola de masa con un rodillo en forma de círculo. Debe quedar delgada y los bordes un poco gruesos, de dos centímetros de grosor, aproximadamente.

5. Precalienta el horno a 200 grados centígrados durante cinco minutos. Añade los ingredientes sobre el círculo de masa, empieza por la salsa pomodoro y continúa con el mozzarella rallado y aceitunas negras en rodajas.

6. Añade también corazones de alcachofa, jamón picado, champiñones rebanados, anchoas, jitomates cherry en mitades, hojas de albahaca y mozzarella búfala.

7. Una vez que hayas agragado todos los ingredientes a tu gusto, hornea por 10 minutos...

8.  ... O bien, hasta que los bordes estén dorados y el queso derretido. Rebana y disfruta.