Urge Derechos Humanos a dar atención a 8,800 viajeros en el sur

CNDH urgió a diversas autoridades federales y del estado de Chiapas a atender con rapidez a los distintos grupos de migrantes

Associated Press
martes, 16 abril 2019 | 06:00

Ciudad de México— La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) urgió a diversas autoridades federales y del estado de Chiapas a atender con rapidez a los distintos grupos de migrantes que se encuentran en el sur de ese estado fronterizo con Guatemala y que cifran en más de 8 mil 800 personas.

La entidad dijo ayer en un comunicado que la mayoría de ellos necesita atención urgente porque viven hacinados, no se les da información adecuada sobre sus trámites, no se les paga aunque estén trabajando o no cuentan con servicio médico suficiente para atender, sobre todo, a la población infantil.

La comisión denunció que en Mapastepec, donde han llegado caravanas de centroamericanos y caribeños, no se está dando información adecuada a los aproximadamente 3 mil 200 migrantes que están en la localidad, mil 700 de los cuales están en un albergue y otro grupo de unos mil 500 se encuentran alojados en un terreno aledaño.

Según la CNDH, las autoridades les comunicaron que tendrían que esperar de 15 días a seis meses para solucionar su trámite, lo que provocó el enojo de algunos que denunciaron haber sido engañados por los agentes migratorios. El malestar generó una protesta el sábado en la que tuvo que intervenir la Policía Federal. Según un comunicado de ese día del Instituto Nacional de Migración, este departamento decidió retirar del lugar a sus agentes para su protección aunque el acto no conllevó incidentes mayores.

Por eso la comisión pidió a las autoridades “brindar información clara, precisa y suficiente” sobre los plazos de las eventuales resoluciones.

Además, denunció que hay personas extranjeras contratadas en Mapastepec para la prestación de servicios dentro del programa de empleo temporal que no han recibido su pago.

Otro de los grupos en situación complicada son las 2 mil personas que se encuentran en la estación migratoria Siglo XXI de Tapachula, unas instalaciones que sólo están preparadas para acoger a 960. No está claro cuándo llegaron estas personas a México, ni si lo hicieron en grupos o en caravana, ni desde cuándo están en este centro.

Según la comisión, urge disminuir la sobrepoblación para aliviar el hacinamiento, hay que agilizar los procedimientos administrativos de las personas alojadas ahí y explorar alternativas en la detención, principalmente de personas en situación de vulnerabilidad y de solicitantes de la condición de refugiado. También se debe incrementar el personal médico y sobre todo de pediatras que den servicio en las instalaciones.

Además, hay otro grupo de cerca de 2 mil migrantes que estaban en el parque central de Tapachula y salieron rumbo a la localidad de Huixtla que se encuentran en una situación similar y otras mil 600 personas se encuentran en Ciudad Hidalgo, migrantes que nada más al cruzar la frontera con Guatemala fueron registrados en el puente fronterizo y se les indicó que pronto se les otorgaría una tarjeta de visitante regional con posibilidad de trabajo o una visa de trabajador fronterizo.

Estos dos últimos grupos son en su mayoría parte de la última caravana de migrantes que salió este mes desde Honduras y a la que se le fueron sumando integrantes.