Rechaza CNTE dictamen educativo

El dirigente demandó que la relación laboral del magisterio quede plasmada en las leyes secundarias

Reforma
lunes, 18 marzo 2019 | 17:27
Reforma

Ciudad de México— Líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se pronunciaron contra el proyecto de dictamen de la nueva reforma educativa que se filtró la semana pasada en la Cámara de Diputados.
Dirigentes de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán y Ciudad de México criticaron que la propuesta es similar a la reforma educativa que promulgó en el 2013 el ex Presidente Enrique Peña Nieto.
Javier Saavedra, de la Sección 7 de Chiapas, exigió que el Artículo Tercero de la Constitución sea eminentemente educativo, pedagógico, filosófico y no contemple términos laborales.
El dirigente demandó que la relación laboral del magisterio quede plasmada en las leyes secundarias del Artículo 123 apartado B, donde se encuentra establecida la relación obrero patronal de todos los trabajadores del País.
"No puede estar contemplado en el Artículo Tercero la contratación, el ingreso y la promoción. Somos trabajadores, por lo tanto, nos debemos regir por el Artículo 123, apartado B", expresó en conferencia de prensa. 

Saavedra urgió que el ingreso, promoción y permanencia al servicio docente no se haga por medio de una evaluación, como lo contempla la reforma de 2013 y el proyecto que se espera discutir en San Lázaro.
En su lugar, el representante pidió plazas automáticas para egresados de las escuelas normales y que la promoción y permanencia se otorguen por medio de los usos y costumbres del magisterio.
Enrique Enríquez, dirigente de la Sección 9 de la Ciudad de México, solicitó una reunión urgente con el Presidente Andrés Manuel López Obrador.
Enríquez solicitó que en el encuentro también participe el Secretario de Educación Publica, Esteban Moctezuma, y Adela Piña, presidenta de la Comisión de Educación en la Cámara de Diputados.
La nueva iniciativa, explicó, contempla términos de la actual Ley del Servicio Profesional Docente, que fue el corazón de la reforma educativa impulsada el sexenio pasado.
El representante consideró que con la propuesta que se discutirá en San Lázaro, está en riesgo la estabilidad laboral de los maestros del País.
En tanto, Víctor Zavala, líder de la Sección 18 de Michoacán, pidió la abrogación de la reforma educativa de 2013.
"No queremos una reforma maquillada, queremos que verdaderamente se derogue la reforma educativa y que eso tenga beneficios para el magisterio", criticó.
"Nosotros estamos revisando el documento que se está viendo como dictamen y necesariamente tiene que revisare porque no está lo que se planteó como una reforma".


En alerta máxima
Ante esta problemática, la Coordinadora se declaró en "alerta máxima" para seguir demandando estabilidad laboral.
Por ello, protestarán el próximo 20 y 21 de marzo en la Ciudad de México, principalmente en la Cámara de Diputados.
Los inconformes alistan reuniones, brigadeos informativos y reuniones con padres de familia para informales sobre la situación de la nueva reforma.
"De no abrogarse la reforma educativa, nosotros nos reservamos nuestro derecho de actuar como lo hemos venido haciendo con manifestaciones pacíficas", opinó Mao Alonso López, de la Sección 22 de Oaxaca.
"Le pedimos disculpas a la ciudadanía, pero tenemos que entender que es nuestro derecho. Nosotros nos encontramos en una nueva etapa de reorganización para combatir este nuevo régimen de Estado".