¿Quiénes son y dónde opera la banda de 'Las Pelonas'?

'El grupo de secuestradores y posibles raptores de Norberto lleva presente en la Ciudad de México desde hace 30 años'

Excélsior
miércoles, 12 junio 2019 | 16:33

El grupo delictivo identificado como Las Pelonas, dedicado al secuestro en la zona sur tiene 30 años operando en la Ciudad de México señaló Isabel Miranda de Wallace.

“La banda de Las Pelonas tiene operando en la Ciudad de México casi 30 años, es una banda muy vieja, muy antigua y supuestamente ya la habían desmantelado y se deriva en diferentes bandas, si la procuradora lo dice, tiene elementos para afirmarlo yo no conozco la carpeta de investigación, yo he tenido contacto con la familia de Norberto, gente muy cercana a él y amigos”.

Aclaró que no importa de quien se trate y sea el responsable de la muerte de este joven, sino que lo lleven a la justicia.

Por la mañana en breve entrevista, sin precisar nombre alguno, la procuradora de Justicia confirmó que una de las principales líneas de investigación es la participación de una organización delictiva.

“No está descartado, pero no solamente está esa línea, también es otra línea la de personas cercanas al Norberto, tenemos más líneas, pero dos son las más fuertes”, dijo después de la reunión de gabinete.

Y aseguró que la dependencia a su cargo si llevó a cabo una investigación en la zona en que se llevó a cabo la negación del secuestro de Norberto.

“Claro que los hemos investigado, tenemos imágenes, tenemos todo, se ha visitado, se ha entrevistado a vecinos, donde hay vecinos, porque desafortunadamente donde se encontró el cuerpo es un paraje muy solitario”, expuso la funcionaria.


LOS DATOS DE CÓMO OPERAN

 Datos de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México indican que al sur de la Ciudad de México opera una banda de secuestradores que se hacen llamar “Las Pelonas”.

Este grupo delictivo actúa en las alcaldías que se encuentran al sur de la capital, entre ellas Tlalpan, Xochimilco y Coyoacán.

Los delincuentes se enfocan en privar de su libertad a jóvenes estudiantes principalmente de escuelas privadas o a quienes observen como parte de una familia con solvencia económica.

Los secuestradores ubican y siguen la pista de estudiantes de preparatorias o universidades de dichas zonas, algunas de las cuales se encuentran próximas una de la otra como son el caso del Tecnológico de Monterrey, la Universidad del Pedregal o bien la Universidad del Valle de México.

Tras el plagio los delincuentes exigen a sus familiares cerca de 5 millones de pesos para dejarlos en libertad, sin embargo, se sabe que en diversas ocasiones han asesinado a sus víctimas en las 48 horas después del secuestro.

Luego de que las víctimas son asesinadas, sus cuerpos son abandonados en zonas boscosas de Tláhuac, Xochimilco o Tlalpan.

En un lapso de tres años se cree que realizaron cinco secuestros de este tipo, dos de las víctimas fueron devueltas a sus familias con vida en tanto las otras tres fueron asesinadas.