Presentan campaña nacional contra las adicciones

La campaña esta basada en tres pilares: Educación y Habilidades para la Vida; Prevención y promoción de la Salud Mental, y Comunicación e Información

Reforma
martes, 14 mayo 2019 | 08:45
Reforma

Ciudad de México— El Gobierno federal presentó su estrategia nacional para reducir el consumo de drogas entre los jóvenes del país, con información y sin estigmatizar.

El vocero Jesús Ramírez Cuevas presentó la estrategia basada en tres pilares: Educación y Habilidades para la Vida; Prevención y promoción de la Salud Mental, y Comunicación e Información.

El funcionario detalló que en esta estrategia participarán varias Secretarías de Estado, incluidas las de Bienestar y Salud, e instituciones como el IMSS y el Issste.

En su participación en la conferencia de prensa en Palacio Nacional con el presidente Andrés Manuel López Obrador, el vocero aseguró que se debe combatir la estigmatización.

En todos los centros de Salud pública en el país, afirmó, habrá un área específica de atención a las adicciones.

Los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estados (Issste) ampliarán sus centros de información y de rehabilitación, en coordinación con los Centros de Integración Juvenil, a fin de establecer una "red de protección".

En el área de Comunicación, mencionó que se contará en la campaña en medios con la participación de cineastas, creativos, especialistas, artistas y deportistas, incluidos beisbolistas de Grandes Ligas, futbolistas y atletas.

"No podemos atender o combatir las adicciones a través de los prejuicios, estigmatizando a la gente", expuso, "Necesitamos construir un puente de diálogo".

El arranque de la campaña será "Escuchemos primero", que es un llamado a la sensibilización.
Respecto a los recursos que se destinarán a esta estrategia, el presidente López Obrador sostuvo que no hay límite y se destinarán los que se necesiten.
El Gobierno, dijo, tiene una bolsa de 100 mil millones de pesos fruto de los programas de austeridad, y aseguró que los recursos no van a faltar.
Sobre el tema, Ramírez Cuevas sostuvo que se consideran los recursos e instalaciones que dependencias como la Secretaría de Salud, el IMSS y el Conadic ya tienen.
"La campaña tiene varias vertientes, pero tenemos que sumar los presupuestos de Salud, con sus centros de atención, Conadic con 241 centros, que hay que mejorar y profesionalizar; el IMSS que tiene centros de rehabilitación que también están abandonados, se trata de contratar profesionales para la atención", expuso.
"El cálculo que más o menos tenemos de inicio, vamos a iniciar con 50 o 100 millones de pesos".
Sobre esta iniciativa para enfrentar el problema de las adicciones, López Obrador sostuvo que tiene que ser, en todo sentido, preventiva y no de carácter punitivo.
"Lo mejor es convencer, persuadir, prevenir, no sólo castigar. La campaña tiene que ser preventiva, en todo sentido. Desde luego, si se comete un delito, se tiene que castigar, pero el objetivo es que no caigan los jóvenes en el consumo de drogas, ese es el propósito, dar opciones, alternativas, que los jóvenes sean atendidos, que no les falte la posibilidad de estudiar, acceso a la recreación, al deporte, a la felicidad, que haya una auténtica solidaridad, una vida feliz y humana, ese es el propósito", aseveró.
"También a curación, que se puedan tener centros para la atención a las adicciones y que, con el apoyo de todos, sin estigmatizar, puedan salir adelante".
El vocero Ramírez Cuevas comentó que el próximo jueves se darán más detalles sobre las campañas regionales, porque el consumo de sustancias tiene distintas dinámicas.