Plantean impuesto por uso de bolsas de plástico

Aquellos establecimientos que suministren bolsas reutilizables o de plástico biodegradables, quedarán exentas del cobro

Reforma
domingo, 17 marzo 2019 | 21:53

Ciudad de México— El senador de Movimiento Ciudadano, Samuel García Sepúlveda, presentará el próximo martes al Pleno del Senado una iniciativa de Ley que fija el cobro de un impuesto de 10 centavos por cada bolsa de plástico que un establecimiento otorgue a los consumidores.
Para reducir la contaminación plástica en el País, el senador y autor de la iniciativa, informó que se tratará de una legislación encaminada a desincentivar el uso de bolsas de plástico en toda la República.
"Es un impuesto que plantea un cobro de 10 centavos por bolsita y lo paga el usuario. El mecanismo es que haces responsable a la tienda de cobrar la bolsa, o lo cobras o el fisco te lo va a cobrar a ti.
"Esto va obligar a la tienda a decir que, en lugar de dar bolsitas de plástico y que tenga que pagar el impuesto, pues mejor empiezo a meter biodegradable o bolsas de textil", explicó el senador en entrevista.
Para contabilizar el número de bolsas suministradas por los sujetos obligados de este impuesto, se deberá señalar expresamente en la factura de compra de éstas, el número total de piezas compradas en el periodo de pago del impuesto.
Aquellos establecimientos que suministren bolsas reutilizables o de plástico biodegradables, quedarán exentas del cobro.
Reforma publicó este domingo que la contaminación por plásticos es detonada en México por la producción de al menos siete millones de toneladas al año y es el mayor contaminante de las playas mexicanas.
En la iniciativa de Ley, el senador propone que los ingresos provenientes de este impuesto sean destinados forzosamente a programas y políticas públicas que resarzan el daño al medio ambiente generado por agentes contaminantes.
Se trata, indicó, de crear un impuesto verde cuya recaudación esté fortalecida con estrategias que garanticen que ese dinero será destinado al sector ambiental.
"Hay que crear cuerpos de fiscalización capacitados para que con estrategias vayan por el impuesto. Por ejemplo, si yo sé que este impuesto me va dar 100 millones de pesos, el parámetro es que uno de cada 20 pesos se debe destinar a auditores fiscales que tengan la capacidad de tener los formatos, las invitaciones al pago y de auditar de manera inteligente a las grandes tiendas.
"Si alguna empresa se quiere pasar de viva, hacerle un cargo fiscal con multa, con recargo, donde va pagar la empresa cuatro veces más como castigo", propuso Samuel García.
Al exponer sus argumentos en la iniciativa de Ley, el legislador destacó que una vez que se desechan, las bolsas de plástico pasan a formar parte de diversos ecosistemas permaneciendo en la naturaleza hasta 500 años antes de su descomposición final pues de las millones de piezas que se producen anualmente, sólo el uno por ciento son recicladas.
Las bolsas no recicladas se convierte en basura, terminan en la cañería o en las costas y mares, ocasionando con ello la muerte de gran diversidad de especies, apuntó.