Nacional

Pide López Obrador mandar 'al carajo' el fraude electoral

El mandatario hizo un llamado a no tolerar las conductas ilícitas

Reforma / Andrés Manuel López Obrador

Claudia Guerrero / Reforma

martes, 04 agosto 2020 | 13:48

Ciudad de México— El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió mandar "al carajo" al fraude electoral y todas las prácticas ilegales que atentan contra la democracia como el "embarazo" de urnas, la falsificación de actas y el uso de recursos públicos con fines políticos.

Desde el municipio de Tecuala, en Nayarit, donde inauguró obras de reconstrucción en las comunidades afectadas por el paso del huracán "Willa" (octubre de 2018), el mandatario hizo un llamado a no tolerar las conductas ilícitas que buscan manipular el resultado de los comicios.

"Es una asignatura que tenemos pendiente, tenemos que dejar establecida la democracia, nada de compra de votos, nada de estar repartiendo despensas, frijol con gorgojo, nada de estar utilizando el presupuesto que es de todos para apoyar a partidos o a candidatos", demandó.

"Nada de estar acarreando gente para ir a votar, nada del ratón loco, de las urnas embarazadas, de las actas falsificadas, todo eso al carajo, voto libre y secreto y que la gente decida libremente".

El Jefe del Ejecutivo sostuvo que le costó mucho trabajo vencer las mañas y las trampas electorales, por lo que ahora no está dispuesto a permitir que se repitan.

"Además es bueno que se sepa, ya es delito grave el fraude electoral, es decir, el que entregue despensa, use dinero público para favorecer la candidatos, el que haga trampa, el que falsifique actas, va pa dentro sin derecho a fianza, ya no se va a permitir el fraude electoral", sostuvo.

Las expresiones del Presidente se registran a un mes de que inicie de manera formal el proceso electoral de 2021, en el que se renovará la Cámara de Diputados y unas 15 Gubernaturas, incluida la de Nayarit.

López Obrador aprovechó su discurso para hacer un reconocimiento al Gobernador de la entidad, Antonio Echevarría, emanado de una coalición integrada por el PAN y el PRD, dos partidos de Oposición.

Sin mencionar los reclamos y críticas que han lanzado el resto de los Gobernadores contra su Administración, el Presidente celebró que Echevarría prefiera colaborar en lugar de andar en la "grilla".

"Vamos a continuar apoyando, voy a seguir visitando Nayarit, tengo también el apoyo, el respaldo, el acompañamiento del Gobernador de Nayarit, que está entregado a gobernar en beneficio de su pueblo, no está en la politiquería, no está en la grilla, está buscando beneficios para el pueblo de Nayarit y por eso nos identificamos y nos llevamos muy bien", expresó.

"Tenemos que sumar voluntades y recursos con los Gobiernos municipales, estatales y el Gobierno federal, todos juntos para enfrentar las adversidades y garantizar el bienestar de nuestro pueblo".

Remesas históricas

Por otro lado, el Mandatario adelantó que, de acuerdo con sus cálculos, es probable que este año se rompa récord en la entrada de remesas, con un monto de 37 mil millones de dólares, es decir, unos 845 mil millones de pesos.

López Obrador agradeció la solidaridad de los migrantes que trabajan en Estados Unidos, ya que, a pesar de la pandemia por Covid-19, en el mes de junio enviaron a México 3 mil 500 millones de dólares.

"Este año mi pronóstico es que se va a romper récord, van a entregar y a mandar nuestros paisanos a sus familiares cerca de 37 mil millones de dólares, lo que nunca había sucedido y esto nos ayuda muchísimo, es bendito, porque llega cuando más se requiere", dijo.

"Y esos 3 mil 500 millones de dólares al mes que significan como 75 mil millones de pesos se distribuyen entre 10 millones de familias y es abajo que llegue ese dinero, ese apoyo, esa derrama económica, junto con lo que estamos nosotros distribuyendo".

El Gobierno federal entregó un total de 30 obras en ocho municipios de Nayarit, afectados por el huracán "Willa".

De acuerdo con el titular de Sedatu, Román Meyer, en la reconstrucción se realizaron unas 8 mil 400 intervenciones y fueron atendidas unas 3 mil viviendas.

El gobernador agradeció la inversión en la zona, tras recordar que el Gobierno de Enrique Peña Nieto le dio la espalda a la entidad cuando se registró el desastre.

"Estábamos abandonados por el anterior Gobierno federal", manifestó.